Estamos en el último sprint de campaña, y ya se está sacando toda la artillería pesada a la palestra y al escenario político. Muchos kilómetros, muchas ciudades, muchos abrazos y muchas sonrisas se han exhibido todos estos días. Cada candidato da lo mejor de sí, y sus simpatizantes le corresponden.

Podemos, conocedores de esta situación está intentando dar el do de pecho. Ha preparado con mimo los debates. De hecho Pablo Iglesias ha ganado muchos enteros, y esta consiguiendo la remontada como él dice. Esta utilizando su imagen con una inteligencia, digna de estudio profundo y sosegado. El poder de atracción que tiene su forma de ser, denota unos talentos naturales fuera de lo común.

Además, no sólo es pose, porque en esto de la politica, casi todo es pose, sino que parece que hay algo más. Se cree su discurso. Se puede estar o no de acuerdo con sus ideas, pero lo que queda claro, es que da la sensación que cree en lo que hace, que el discurso lo hace suyo.

Y, en ese camino, el partido da una vuelta de tuerca a eso de los sentimientos. Lo demuestra su encuentro en la Caja Mágica en Madrid. Lleno hasta la bandera, y un público entregado. Como acompañante del líder morado, Ada Colau, que estaba para ayudar y no para hacer sombra al maestro de ceremonias. Hubo una perfecta simbiosis entre los políticos y los acólitos. Tal fue el grado de la relación, que el propio Pablo Iglesias se emocionó en público.

Y no era impostado. El joven político (37 años) realmente se emocionó. Le salieron las lágrimas de los ojos, y reaccionó de una manera muy natural. Agradecido a sus seguidores, les devolvía el cariño con un gesto, acercando su puño al corazón. Fue emocionante para los que lo vivieron.

Con este tipo de situaciones todo es impredecible.

Son unas Elecciones muy especiales, porque suponen el fin de una forma de hacer política que nació con la transición. España se encuentra de mudanzas, y todos estamos llamados el 20 D, a elegir a quien llevarla a cabo. Son unas elecciones especiales, como especiales son las emociones que se están sucediendo.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!