Pedro Sánchez ha tenido la mala suerte de llegar a la dirección del Partido Socialista, en un momento convulso para la formación. Tras la etapa Zapatero se ha perdido el norte, sin haber conseguido un liderazgo claro de nadie. Después de los años de gobierno, ahora toca la travesía en el desierto de los ocho años de rigor, si no son más después del nacimiento de dos nuevos oponentes políticos, Ciudadanos y Podemos.

Los resultados del 20 D para el partido, van a ser los peores que obtenga en toda la democracia, o eso vaticinan las encuestas, pudiendo incluso ser relegado al tercer puesto en el podio del poder.

Por eso, se empiezan a mover fichas, para preparar una transición lo más rápida y menos cruenta posible. Necesitan una catarsis, y lo necesitan rápido, porque el partido del otro Pablo Iglesias, ha conectado su máquina de triturar, y su objetivo final es sustituir al PSOE, y conseguir todo su electorado.

¿Tiene alguna opción Sánchez? La única es que consiguiera al menos 100 escaños, menos de esto es inviable. Con este resultado podría intentar un pacto a tres, e intentar ser investido. Le bastaría el apoyo expreso de Podemos, y la abstención de Ciudadanos, y nacionalistas; así el Partido Popular, se quedaría sólo y sin gobierno. Es su única opción.

Pero, lo probable es el batacazo irremediable.

El sustituto está consensuado desde hace meses, y es una mujer. Es el momento de Susana Díaz, y todos lo saben. Ni sus enemigos van a poder abortar su desembarco en Madrid. Ante la debilidad clara del Partido, Díaz supone un soplo de aire fresco, y sobre todo un liderazgo fuerte e ilusionante. Tiene experiencia de gobierno y de partido, controla los resortes en Andalucia, y todos los pesos pesados dan su placet.

De todos modos Pedro Sánchez y sus colaboradores van a quemar todas las naves, y van a volcarse en su campaña electoral, intentando recuperar el territorio pérdido. Pero es mucho lo que han de recuperar. Ciudadanos le ha pegado un bocado, y Podemos le intenta suplantar como la izquierda genuina.

Va a ser una campaña interesante, y unas Elecciones apasionantes, al menos en cuanto al futuro inmediato de la formación socialista.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!