Acaba de comenzar en París, la Cumbre del Clima, en encuentro en el que se han dado cita 195 países con un gran objetivo, reducir a para lograr el objetivo de no superar los 2º C de calentamiento en la superficie terrestre.

Maripi Gadet es directora de Green Press Comunicación una importa agencia especializada en prensa y relaciones públicas para empresas del “sector verde”. Su opinión respecto de esta Cumbre ayuda a entender las claves de esta reunión con características excepcionales.

“El gran desafío, que no es pequeño, está en conseguir un acuerdo de cómo poner en marcha las medidas óptimas para corregir el deterioro que esta provocando el cambio climático” expresa Maripi Gadet.

Líderes políticos, sociales y religiosos han pedido un acuerdo firme que bregue por los territorios menos favorecidos del planeta, a su vez que solicitaban compromiso y continuidad a las medidas. Ayer, lunes, en sendos discursos de inauguración, EEUU y China solicitaron que todos los países presentes acuerden un tratado ambicioso que sea revisado cada 5 años. Cabe recordar que ninguno de los dos países firmaron el compromiso que se estableció en Kioto, en 1997, sobre la reducción de gases. Ángela Merkel, canciller alemana, propuso en su comparecencia una economía que despojada de emisiones de dióxido de carbono. Para muchos, Merkel, es la mandataria que más comprometida está con las postulaciones que se presentan durante esta Cumbre del Clima.

Sobre los motivos que llevan a definir la cumbre como trascendente comenta “el dióxido de carbono genera el llamado “efecto invernadero”. A lo que se apunta, en esta cumbre, es a reducir el calor que atrapa sobre la superficie terrestre. Es necesario que el calentamiento no supere los 2º C. El efecto invernadero puede generar deshielos y cambios meteorológicos radicales.”

Sobre los puntos más conflictivos a tratarse en París la especialista sostiene que “el tema económico es el que más costará resolver.

Aquellos países que ahora están en fase de desarrollo quieren continuar con la quema de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo, ya que antes no pudieron hacerlo. Lo más importante es lograr una negociación entre ambas partes, los países que ahora queman combustibles fósiles y los que ya lo han hecho y por otra parte acordar quién paga los costes de eso.”

En la actualidad, China es el país que más contamina el planeta, aunque no es el mayor responsable ya que sus emisiones no son tan grandes como la de otros países.

Sus emisiones per cápita están por debajo de las que emite Estados Unidos y Europa.

Para muchos especialistas, la importancia de esta cumbre es comparada con la celebrada en Montreal en 1987 donde se firmó el protocolo de convención para protección de la capa de ozono. Ese tratado, que fue revisado y modificado en varias ocasiones, obtuve tal aceptación por parte de las partes firmantes que se lo considera uno de los mayores ejemplos de cooperación a nivel mundial. De continuar aplicándose las medidas que se impusieron a finales de los 80, se estima que para el año 2050 la capa de ozono podría haberse recuperado en su totalidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!