Pablo Iglesias ha salido quizás el más reforzado de un debate en el que la ausencia de Rajoy ha pesado. El presidente en un movimiento inteligente, quizás debido a que tenía más que perder que ganar, dejó a su segunda de abordo Soraya para abordar un debate que se presumía apasionante.

Al acabar no hubo ningún perdedor, pero quizás Pablo Iglesias ha sido el que más aire ha tomado. La formación morada lleva ya unos cuantos meses luchando contra unas encuestas electorales que le han hecho pasar de ser una alternativa de gobierno a ser la cuarta política.

Dicen desde Podemos que se huele a remontada, y ciertamente uno dudaba bastante al oír decírselo a Errejón o a Iglesias.

Está claro que no somos futurólogos pero si que parece que la moderación del partido al menos está haciendo que no siga bajando en cuanto a intención de voto y que quizás con intervenciones como la de hoy hayan recolectado algunos votos que ya se iban al PSOE, IU o Ciudadanos.

Pablo Iglesias es sin duda un gran dominador de la televisión, compartiendo con Albert Rivera una capacidad de oratoria que sus otros dos candidatos sin ser "mancos" si que lucen menos.

Pablo quizás es más visceral y lo da todo, incluso hasta terminar como Camacho con la camisa más sudada de lo necesario, en aquel mundial de Corea.

El líder de Podemos transmite autenticidad en sus acciones, bien es cierto que muchas cosas que cita no son nuevas y que la táctica y estrategia mide casi al milímetro todo pero parece que al menos empieza las últimas dos semanas de campaña electoral bastante bien posicionado, quizás no para llegar a la Moncloa, pero sí para poder optar a tener una mayor presencia en el Congreso y el Senado.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Es complicado evitar daños colaterales como los que sufrió la formación por apoyar a una Grecia que terminó siendo una decepción más al caer tras un sufrido teatro que volvió a pagar la población. Monedero tampoco fue una ayuda y ha demostrado como hace unos días con el tema de Albert Rivera que mejor está callado. Aún así todavía hay tiempo para dar la vuelta a la tortilla ¿no?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más