Cuando el 15M ocupó las plazas, y se resisitió durante esos meses de la primavera del 2011, el día que dejamos ese espacio, se impuso una idea, las asambleas dejan la plaza, pero se van a los barrios. Los primeros meses, incluso el primer año, laciudadaníatuvo un sentimiento de pérdida, o más bien de derrota. “otro esfuerzo inútil”. ¿Dónde estaban los resultados de tanta movilización? El tiempo ha pasado y las consecuencias se han ido vislumbrando poco a poco. Nuevos actores en el terreno de la política, una ruptura generacional, y muchas “verdades” se han puesto en tela de juicio. Pero el 15M sigue, está allí, donde dijimos que se iría, a los barrios.

Muchas iniciativas han surgido, la principal, la constitución de esas asambleas en cada uno de los distritos, estructurando las luchas que aún siguen abiertas, pero de forma más operativa, más cercana. Una de ellas tiene nombreLos invisibles, grupos solidarios de trabajo y propuesta de proyectos, surgidos de las asambleas, además de constante observador de las desigualdades y problemas que tienen las localidades, porque sobre todo, estos grupos conocen los casos particulares de exclusión, los ponen cara.

Ellos conocen de primera mano lo que ocurre, porque son los propios afectados; toman las primeras decisiones, plantean la primera voz de alarma a las instituciones, y las primeras soluciones.

En estos grupos, los distintos colectivos se han ido organizando para poner voz a sus necesidades y luchas.Los invisibles,han aglutinado a los desempleados de larga duración, a los desahuciados (bajo el arropo de la PAH), a las personas sin recursos… y visualizar esos vacíos, convirtiéndose en el brazo que pueda dirigirse, por ejemplo, a las juntas municipales.

No son parte de la maquinaría, presionan para que se dé la solución institucional, actúan para que se tomen soluciones… Esto era la participación. Si algo se aprendió es que las carencias individuales no son de uno, son de muchos.

Los invisibles son de nuevo esa voz, la de losnadies, como dijo Eduardo Galeano, esas cosas chiquitas que están y se reúnen en las plazas, ya no en las grandes plazas de las ciudades, sino las plazas chiquitas de cada uno de los barrios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!