Años llevan determinados grupos de periodistas en hacer juicios de valor más que de hacer su trabajo. Se derivan críticas a un lado y hacia otro, y todos desde su trono de oro que han creado gracias a su servidumbre al poder. Consejos sobre cómo se debe actuar y viendo la paja en el ojo ajeno y no en el propio, se han vertido críticas fundadas o infundadas.

Si hace unos años se criticaba como Rouco Varela predicaba la pobreza, mientras él se establecía en un ático de lujo, son numerosos los “amiguetes” del poder los que han quedado evidenciados en los últimos años.

Si fue Beatriz Talegón quien dejó en evidencia al propio Alfonso Rojo en radio televisión Castilla-La Mancha, ahora es Isabel San Sebastián la que ha sido noticia.

El director de “periodista digital” expulsado de la sexta por sus comentarios denigrantes ante Ada Colau, en la televisión pública de Castilla-La Mancha volvió a proceder de la misma forma. En este caso la conductora del programa “no nos moverán” no tuvo la osadía de expulsarlo. Claro entre “amiguetes” mejor es llevarse bien. Pero en este caso fue la invitada Talegón quien puso los puntos sobre las íes.

En el segundo caso Isabel San Sebastián ha sido criticada no sólo por el salario que tenía, cada uno tiene derecho a cobrar lo que quiera, siempre y cuando se lo den. Lo que ha sido criticado tras saberse su sueldo es la hipocresía de criticar a radio televisión Castilla-La Mancha en la época de Barrera y Bono y luego ella lucrarse de esa forma.

La propia periodista afirmó “así despilfarró la TV de Bono y Barrera (…) ¿Y lo tenemos que pagar todos a escote? ¡VERGÜENZA! #noalaimpunidad”. Declaraciones llevadas a cabo a través de la red social twitter en el año 2012. Al conocerse que la cantidad bruta mensual en Telemadrid ascendía a nueve mil seiscientos setenta euros, IVA excluido, lo que hacía un total de ciento seis mil trescientos setenta euros al año, IVA excluido, se le ha reprochado su falta de coherencia.

Todo esto sucedía cuando telemadrid preparaba un ERE para despedir a más de 800 periodistas. El programa que dirigía “Alto y Claro” y Telemadrid en general eran conocidos por sus bajos índices de audiencias, que sólo radio televisión Castilla-La Mancha superó negativamente. Ambas televisiones públicas criticas por estar al servicio del poder político.

Ambos periodistas son conocidos por sus comentarios polémicos tanto en tertulias, columnas o twits, pero lo más incoherente es que ambos critican los entes públicos pero son los dos periodistas los que sacan bastante rédito económico de ellos.

Mientras periodistas como Ana Pastor que fue despedida de TVE por discrepancias ideológicas, Jesús Cintora fue censurado y Wyoming y Ferreras sufren presiones, estos periodistas al servicio del gobierno son los que plácidamente disfrutan de unos ingresos en algunos casos desorbitados.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!