“No se toca ni la unidad nacional ni la soberanía nacional”, apuntó el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, durante su mitín en Gran Canaria. “España es lo que los españoles quieran que sea, lo que digan todos los españoles, no los que vivan en un lugar de España, ni los parlamentarios ni el presidente del Gobierno ni ningún ministro, lo que digan todos los españoles. España es de los españoles”, matizó.

El actual presidente del Gobierno defendió en el Palacio de Ferias y Congresos de Las Palmas de Gran Canaria la bandera de su partido, asegurando que su formación política es la de “un partido serio, que ha nacido desde que la democracia ha vuelto a España” y que es el partido “con más militantes”.

“Nadie lo discute, y son los mejores -aseguró Rajoy-; no hay lugar en España donde no haya al menos una persona que no levante la bandera del Partido Popular y diga estas son mis ideas y las voy a defender”. Ante estas palabras y su seguridad en “vamos a ganar”, el público allá congregado respondió con gritos de “presidente, presidente”.

Previamente al mitín, Rajoy visitó las calles de Triana, el barrio más céntrico de la ciudad, donde se fotografió con niños y ancianos, mientras algunos canarios indignados le reprochaban asuntos como la falta de energías renovables para las islas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!