Con la campaña recién empezada y el largo recorrido electoral que ya se ha llevado a cabo han sido numerosas fuentes las que han atacado la actitud de los populares. La no asistencia a debates políticos, así como la prestación exclusivamente a entrevistas cómodas y carentes de política, ha conllevado el aumento de críticas hacia la actitud del líder conservador.

No son sólo las fuentes y medios de comunicación los que se han postulado en contra de esta actitud. Varios militantes de mayor o menor notoriedad del partido popular también han mostrado su descontento ante esta actitud calificada de “cobarde” en determinados círculos de los populares.

Mientras que algunas fuentes afirman que es una prevención para que no cometa más errores en sus declaraciones, son otras fuentes las que señalan un proceso de transición interna del partido. Para algunos medios de comunicación, así como para diferentes sectores sociales y analistas políticos, no ha pasado desapercibido el aumento de importancia pública que ha adquirido Soraya de Santamaría.

Son varias fuentes las que apuntan que a pesar de liderar las encuestas los populares se ven sin capacidad y sin opciones de poder acceder a presidir el gobierno saliente del 20 de diciembre. A pesar de intentar situar a Ciudadanos como el partido que podría darles esa posibilidad ha sido su líder el que ha afirmado que no darán el apoyo a otro gobierno de Rajoy.

Declaraciones que han sentado como “un jarro de agua fría” pues en ese pacto estaban puestas las esperanzas para volver a gobernar. Como consecuencia directa se ha podido observar como el número de críticas al partido de Rivera ha aumentado por parte de miembros populares.

Todo apunta según las diferentes fuentes a que la estrategia a seguir será la de mantener a los votantes seguros, una vez pasadas las Elecciones los populares llevarían un proceso renovador.

Soraya sería la principal candidata a liderar el nuevo partido popular y la encargada de renovar los puestos estratégicos internos para afrontar las próximas elecciones con más garantías y opciones de volver a gobernar.

Según se nos informa los populares volverían a intentar ganar el voto más centrista o de centro-derecha, como consecuencia de este giro ideológico conllevará a que el sector duro del partido popular no accedería a puestos relevantes dentro del partido popular.

Actitud que se ha podido observar en el arranque oficial de la campaña en el que el propio Rajoy intentó unir la figura de Suárez a su campaña.

Aunque es más que seguro que Rajoy no vuelva a repetir como candidato, que en más de una ocasión así lo ha insinuado el propio Mariano, todo apunta a que Soraya será la futura lideresa. Pero mientras las fuentes conservadoras han defendido la tesis de que Rivera no apoyará a Rajoy, como afirmó el propio líder de ciudadanos, son las fuentes más progresistas las que todavía no lo ven del todo claro. Una duda que les surge pues una vez celebradas las elecciones es la hora de ver si cumplen lo dicho o no. Es una duda que no surge de forma casual debido a que en Andalucía y en Madrid, en la campaña afirmaron que no apoyarían a quien posteriormente a las elecciones si apoyaron.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!