Hace mas de 70 años , en el ámbito de la psicología política se definió a las campañas electorales como el proceso para planificar y ejecutar acciones con la intención de ganar votos. Desde entonces en España seguimos viendo como los candidatos a la Moncloa hacen su particular obra, mostrándonos lo que harán por los ciudadanos que voten a su favor.

La intención de estas campañas políticas es las de ganar el mayor número de votos favorables para su partido el día de las Elecciones generales, que en España tendrán lugar el 20 de diciembre, fecha muy propicia dada la cercanía con la celebración de la Navidad.

Los candidatos con sus campañas electorales tienen la intención de convencer al “elector frágil” o votante indeciso, de ahí el montaje de estos actos que tantos millones de euros son desprendidos de los bolsillos de muchos donantes con la intención de hacer ganar a su partido. 356.000 millones de euros será gastados en este propósitito según publica un artículo del confidencial, de los cuales cerca de 1.700 millones gastará el partido que gobierna actualmente, 10.000 millones los anteriores gobernantes .

Las campañas hasta hace poco tiempo se realizaban a través de tres medios fundamentales, la participación en los programas de televisión, la publicidad y los comentarios que realizan las cadenas de televisión de los candidatos a las elecciones, medio que ejerce mayor influencia en esta decisión, pues hacen la mayor parte de la fuerza en estas campañas.

Ya en el año 2015 se ve cada vez más como los políticos no solo de España, si no del mundo buscan ganar los votos a través de campañas políticas desde las redes sociales.

Ya en 2008, el fenómeno Barack Obama revolucionó esta manera de hacer campaña.

En España ya hemos podido ver la aparición de algunos de los candidatos en debates, la influencia de las cadenas de televisión a la hora de hablar de los electos a la Moncloa, nos queda esperar a mañana para que comiencen las pegadas de carteles que llenaran las ciudades con los colores de los partidos con la única intención de convencer a quienes no lo tienen claro. Total, el resto ya está convencido.

Los millones de euros que gastarán, muestran su seguridad en la campaña política, vemos a los naranjas como gastan menos que los morados, unos 45 millones de euros, debido a su seguridad en la convicción, con respecto a los 237.000 del nuevo partido morado en su intento de llegar a la Moncloa, , pues ya se han declarado como la tercera fuerza política en España.

Aun viendo sus artimañas, tendremos que esperar al 20-D para comprobar el verdadero efecto de estas campañas, que lejos de ser la exposición de sus programas electorales, su intención es convencer al menos decidido a la hora de dar su voto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más