Parece, o al menos así lo indican todos los sondeos, que las tres fuerzasque se van a jugar el todo por el todo el 20-D son PP, PSOE y Ciudadanos, que no hace más que crecer y consolidarse a veces como tercera fuerza, a veces como segunda eincluso como primera fuerza. Así, según el sondeo elaborado por Metroscopia y que se publicará íntegramente en "El País" del día 29 de Noviembre, a menos de un mes para las Elecciones, todo parece indicar que las tres principales fuerzas van a llegar a la recta final con opciones reales de ganar las elecciones, al menos en los indicadores de intención de voto.

Pero lo que es más relevante de este último sondeo es que la formación que lidera ese indicador es Ciudadanos, poniéndose, por primera vez, en primer lugar en el histórico de encuestas para estas elecciones de Metroscopia.

En el informe, elaborado mediante 1200 entrevistas entre el 23 y el 25 de noviembre, Ciudadanos se ha consolidado como la fuerza política con capacidad para ser la principal amenaza del bipartidismo. Además parece que, después de que se confirmara elsorpassoa Podemos en el sondeo de octubre, y el primer sorpasso al PSOE en la encuesta de Metroscopia de noviembre, el siguiente en ser sobrepasado puede ser el PP. Aunque lo cierto, o al menos así parece indicarse en esta encuesta, es que las tres formaciones están en empate técnico con esa ligera ventaja para la formación de Albert Rivera.

El que parece que se descuelga y es incapaz de acercarse al pelotón de escapados es Podemos, que parece que no ha sabido mantenerse después de esas expectativas creadas en torno a la formación de Pablo Iglesias

Es cierto que en esta encuesta no se recogen los efectos del debate de ayer en la Universidad Carlos III, en el que muchos dieron por vencedor a Iglesias, y que todavía quedan tres semanas para las elecciones, tres semanas que nos meterán de lleno en la campaña electoral donde habrá más debates y más presencia mediática de todas las formaciones.

Lo que está claro es que el bipartidismo tiene las horas contadas, pero ¿deberemos hablar ahora de un tripartidismo?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!