El pasado jueves, la gran mezquita de Bruselas, fue desalojada tras recibir un sobre con polvo blanco. Luego de conocerse que la sustancia sospechosa era harina, la amenaza se sumó al malestar de la población, no sin antes revivir el miedo que durante el 2001 asoló a gran parte de la población.

El ántrax es considerado un arma biológica, suele ser utilizada en territorios en guerra aunque también se encuentra en zonas rurales. Se cree que, en 1937, Japón experimentó mediante su Unidad Militar de China, con ántrax en detenidos. En la actualidad no existen registros de aquello que pueda, efectivamente, comprobarlo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania contaba en su haber con estas sustancias como armas biológicas. La aplicación dependía exclusivamente de la decisión de Hitler quien jamás las llegó a utilizarlas.

El término y sus consecuencias se popularizaron apenas unas semanas después del ataque terrorista del 11 de septiembre, en New York, cuando el gobierno de EEUU advirtió del envío masivo de sobres con ántrax. Fueron confirmados 21 casos de contagio, 5 personas fallecieron y más de 10.000 recibieron tratamiento como profilaxis tras la exposición.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!