La Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) ha hecho llegar a los partidos políticos que concurrirán a las próximas Elecciones generales un decálogo en el que se les solicita que incluyan en sus programas electorales una serie de medidas que tienen como objetivo crear un modelo económico y comercial que respete el bienestar y los derechos de las personas así como la sostenibilidad medioambiental frente a los intereses de las empresas.

El decálogo, auspiciado por las 29 organizaciones vinculadas a esta plataforma de Comercio Justo en España, está compuesto por diez puntos que giran en torno a tres ejes: política exterior, legislación y concienciación de la ciudadanía.

Con respecto al primero de estos ejes, desde las entidades de Comercio Justo se solicita que el Gobierno que salga de las urnas el próximo 20 de diciembre trate de equilibrar la defensa de los Derechos Humanos, laborales y medioambientales con los intereses a nivel comercial tanto en los acuerdos que suscriba bilateralmente como aquellos que adopte al amparo de la Unión Europea. En este sentido, esta plataforma también ha pedido que España fomente acuerdos bilaterales con aquellos países que deseen promocionar el Comercio Justo y la Economía Solidaria. La tercera medida referente a política exterior busca impulsar el papel de las embajadas españolas y las delegaciones de la Unión Europea para promocionar el Comercio Justo.

Con respecto a las medidas referentes a legislación, las organizaciones de Comercio Justo solicitan que la ley de Contratos del Sector Público tenga en cuenta criterios sociales y medioambientales que discriminen positivamente a los productos de Comercio Justo en los concursos públicos con el objetivo de fomentar la Compra Pública Ética en los contratos y suministros de las Administraciones del Estado.

Dentro de este eje, también se ha pedido que se modifique la ley de Economía Social de 2011, de manera que se haga una mención explícita al Comercio Justo como un área concreta de trabajo que busca impulsar la economía social.

Además, desde la CECJ también se solicita que la agencia de la política estatal de cooperación al desarrollo contemple el Comercio Justa como un instrumento eficaz para luchar contra la pobreza.

En última instancia, con respecto a este eje, también se ha pedido que se desarrolle una fiscalidad positiva para los productos que contemplen criterios sociales y medioambientales, entre los que se incluyen los de Comercio Justo.

Por último, con respecto a la concienciación ciudadana, las medidas propuestas por la CECJ se centran, en primer lugar, en fomentar el consumo de Comercio Justo en los servicios internos de las administraciones públicas estatales (servicios de cafetería y restaurante, máquinas de vending, etc.). Asimismo, las organizaciones de Comercio Justo solicitan el respaldo en la difusión de las actividades relacionadas con la información, la sensibilización y la educación para el desarrollo dirigidas a la ciudadaníay el fomento de la educación de los niños y las niñas como ciudadanos/as críticos/as y responsables.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!