Enésimo escándalo relacionado con la ex-presidenta de la Comunidad de Madrid y actual presidenta del Partido Popular en la comunidad. Según desvela el diario Vozpópuli, la Comunidad de Madrid pagó los recibos de la luz del domicilio de Aguirre mientras fue presidenta de la Comunidad de Madrid, entre noviembre de 2003 y septiembre de 2012.

Al llegar a la presidencia de la comunidad, el gobierno decidió costear dichos recibos con fondos públicos. El consumo ascendería a una cantidad cifrada entre 200 y 300 euros mensuales, lo que supondrían un desembolso de dinero público que rondaría los 30000 euros.

Anuncios

A finales de 2012, el equipo de Ignacio González revisó los gastos de la comunidad y decidió dejar de abonar dichos recibos. Según Vozpópuli, el entorno de Aguirre indica que los únicos recibos que pagó la Comunidad de Madrid fueron los de la garita de seguridad de su casa-palacete, siendo ésto negado por distintos expertos consultados por el diario, que afirman que una garita de seguridad no puede contar con factura eléctrica propia, añadiendo que las cantidades que se contemplan corresponderían a una casa grande completamente equipada con altos consumos.

El Partido Popular( PP ) ha tratado infructuosamente de desmentir la información, a través de la cuenta de Twitter del Grupo Popular de Madrid, publicando unos recibos supuestamente abonados por Esperanza Aguirre, pero correspondientes al año 2014 mientras la información habla del período comprendido entre finales de 2003 y finales de 2012. Ridícula forma de desmentir una noticia cuando se aportan recibos que no corresponden con las fechas mencionadas en la noticia.

Gas Natural Fenosa ha demandado a la Comunidad de Madrid el pago de los recibos impagados correspondientes a la vivienda de la presidenta popular de Madrid, todos los recibos emitidos tras dejar de abonarlos la comunidad.

Anuncios

Cristina Cifuentes ha remitido una carta a la empresa indicando que no va a hacer frente a dicho pago, por no ser una vivienda adscrita a la Comunidad de Madrid.

Veremos el devenir de los acontecimientos y si la impunidad sigue campando a sus anchas por este país.