Lo anunció en los días previos y hoy lo ha hecho efectivo, la CUP ha propuesto oficialmente a Raül Romeva, perteneciente a la lista independentista de Junts pel sí, como candidato a presidir la Generalitat de Cataluña. A través de dos de sus diputados, Bernat Salellas y Albert Botran, el partido que tiene la llave de la gobernabilidad en el parlamento catalán ha manifestado su agrado por el candidato cabeza de lista a las últimas elecciones catalanas celebradas el 26 de septiembre. Salellas, concretamente durante el transcurso de un programa en Catalunya Rádio, expresó que Romeva "reúne el perfil" para ser investido President.

Además hizo hincapié en que no se llegará hasta el punto de tener que celebrar nuevos comicios, ya que finalmente tanto Junts pel Sí como la CUP encontrarán a un candidato de consenso. Reconociendo que Romeva, "puede ser un buen presidente de la Generalitat".

A este respecto, el diputado de la CUP por Gerona, ha manifestado igualmente que tanto Mas como CDC se equivocan al pensar que el camino es la celebración de nuevas elecciones, si el actual Presidente en funciones, no consigue ser investido de nuevo.

Además a ha criticado que desde Convergencia se hayan parapetado en "Mas o nada", añadiendo después que "me niego a pensar que la gente de CDC, que sólo es una parte de Junts pel Sí, sea tan orgullosa como para decir: "si no es mi candidato, no juego".

Raül Romeva, ha respondido a estas declaraciones alegando que la posibilidad de que el se convierta en el máximo responsable del gobierno catalán "en estos momentos no está sobre la mesa".

En declaraciones a Telecinco el ex diputado ecosocialista, se ha mostrado rotundo al afirmar que enestos momentos no "haya ninguna duda por parte de nadie de quién es el candidato de JxSí". El autodescarte de Romeva se une al de su compañera de lista Neus Munté quien también cerró filas en torno a Artur Mas. La actual Vicepresidenta de la Generalitat fue aún más allá al subrayar que "muchas personas se han sumado al proceso porque al frente está Artur Mas".

Mientras sigue el baile de nombres, y con el inicio de la desconexión aprobado ayer por la cámara catalana, la tensión entre el Estado español y Cataluña sigue en cotas máximas, después de que el gobierno, con Mariano Rajoy a la cabeza, haya puesto en marcha todos los mecanismos a su alcance para frenar la propuesta independentista.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!