En política cuando la sombra sobre algún asunto más o menos oscuro te rodea, lo mejor que se puede hacer es dar una explicación clara. Intentar tapar un asunto no del todo claro y querer pasar por encima hace que con el tiempo se vaya agravando. Algo así pasa en Madrid con la solicitud del grupo parlamentario Podemos. Podemos ha llevado a cabo unas quince solicitudes, que ellos creen vitales, para el desarrollo correcto de la comisión de investigación en lo que concierne a la venta de viviendas a fondos buitres. De esas quince solicitudes que nuestras fuentes ponen de manifiesto, son las mismas fuentes las que afirman que sólo una ha sido descartada, ha sido la que solicitaba la presencia y la declaración de José María Aznar Botella.

El hijo del ex - presidente de gobierno y la ex – alcaldesa así se libra de tener que ir a declarar. No ha corrido la misma suerte el ex – presidente de la comunidad madrileña, Ignacio González.

Es el grupo de Podemos el que insiste en la necesidad de la asistencia de Aznar Botella para la investigación, más que nada porque es posible un implicación directa en la venta de vivienda pública del IVIM a los conocidos fondos buitres. Según algunas fuentes cercanas, son muchas las voces de la oposición las que afirman que es el pacto ciudadanos y populares lo que frenan la comparecencia del hijo de Aznar. Muchas son las fuentes y los medios de comunicación los que se postulan en la línea de que Ciudadanos con estas actitudes muestran más la actitud de ser un “Recambio” más que un verdadero cambio.

Pero por supuesto no dejan de ser impresiones que tanto los medios como nuestras fuentes informantes nos transmiten.

Se cuenta con el conocimiento, gracias a las fuentes, de que José María Aznar Botella rompió su vínculo tras conocer la petición de Podemos de que fuera unos de los declarantes antes la comisión de investigación que se realizaba en la Asamblea de Madrid.

El mismo Aznar Botella hacía unas declaraciones a la agencia EFE donde decía “es falso que yo tenga o haya tenido relación alguna con el comprador de estas propiedades”, añadiendo también “ni las empresas de las que soy consejero han obtenido beneficio alguno de esta venta”.

Como bien se decía el presidente de la comunidad de la pasada legislatura si tendrá que declarar y será gracias a petición del grupo socialista.

Otro que tendrá que someterse a esta comisión de investigación será Juan Van Halen Rodríguez, a petición de los tres grupos de la Asamblea de Madrid opositores. En este último caso se debe a que Rodríguez ostentó cargos en la Dirección General de la Vivienda de la comunidad, con lo que lo sitúa en primera línea de la investigación.

La primera sesión se celebró el día seis de noviembre y no se sacó nada en claro. Se trató de esclarecer la venta de unos dos mil novecientos pisos protegidos. Según nuestras fuentes la falta de colaboración y las divagaciones de los declarantes hicieron que no se sacara nada en claro.

Podemos insiste que su labor y su objetivo es aclarar qué relación tenía el hijo de Aznar con el fondo Blackstone.

Fondo que compró cerca de mil novecientas viviendas por el precio de unos ciento veintiocho millones allá por el año 2013. Viviendas que fueron vendidas por la empresa Municipal de Vivienda y Suelo y no por la IVIMA.

Todo está en proceso y lo que todos los madrileños esperan es que todo se aclare.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!