En plena carrera hacia las elecciones del próximo 20 de diciembre, son muchos de los temas candentes en el marco político español: la crisis, la corrupción, los recortes...etc., pero si hay uno que ha cogido gran protagonismo es la supuesta demanda independentista que se está llevando a cabo en Cataluña, digo supuesta porque en los resultados de los comicios catalanes ha quedado claro que el número de votantes favorece al NO, a pesar que la distribución de los escaños del liderato a los que apoyan el SÍ(Artur Mas) .

Este es un punto que está llevando a una serie de situaciones complejas marcadas en muchos casos por el radicalismo de sus demandas, proponiendo un pulso continuo al gobierno, que se mantiene en su postura de no ceder ante estas pretensiones, contando también con el apoyo de los principales partidos de la oposición, que a pesar de estar respaldando su posición ante este problema, le demandan una serie de comparecencias sobre este tema, pensando que quizá no se ha actuado bien ante los resultados obtenidos en los comicios catalanes y falta de ideas para saber gestionar la situación.

Volviendo, a la pregunta que planteo en el titular, hay cierta preocupación entre los catalanes que se niegan a este proceso independentista, por lo que creen como una radicalización excesiva de la demanda independentista, afirmando que se está llegando a unos límites que permiten comparar este proceso como un proceso altamente radical y desproporcionado por los ámbitos que está abarcando en su programa de actuación, entre los cuales destacan, el deporte y la educación.(independencia en Europa)

Panorama deportivo

No es nada raro,ir al Camp Nou , y encontrarse en el ambiente la presencia de esteladas ondeando en las gradas, siendo muchos los que tienden a mezclar el ámbito político con el deportivo en este caso utilizando los partidos de fútbol con el fin de expresar un ideal de tal tipo, suscitando que los organismos futbolísticos persigan este tipo de conductas y las penen con multas y otra serie de medidas con tal de frenar esta práctica cada vez habitual.

Solo hay que echar una ojeada al último partido de liga de campeones o varios de ellos, donde se repartían incluso esteladas por parte de asociaciones independentistas para entrarlas al campo. Ante todas esta actuaciones no es de extrañar que la UEFA, tome cartas en el asunto y encauce medidas para poner fin a esto, pues parece que estén tratando de hacer de un equipo como el barcelona un emblema independentista, hay que recordar, que la gente que acude al campo, va a disfrutar del juego de sus estrellas y no a un evento político de ningún tipo o signo.

Educación

Ya desde pequeños, se está tratando de imponer en los colegios a los niños un ideal destinado a formarse con una base política rehacía a ser españoles y catalanes, centrándoles y encauzándolos por la senda del independentismo en un ejemplo de lo que muchos denuncian como adoctrinamiento, pues se les está privando a los niños desde pequeños a seguir un camino u otro sin poder ser ellos mismos quienes basándose en la adquisición de nuevos conocimientos a medida que avancen en su ciclo educativo los que decidan si están a favor de unos ideales u otros.

Esto es un punto muy grave en un sistema democrático y que está llevando a muchas quejas por parte de los padres no independentistas, que ven como sus hijos están siendo llevados ya por un camino concreto, atentando contra la libertad de su propio hijo.

Estas son dos de las causas por la que se cree, que el independentismo se está llevando hacia un extremo demasiado radicalizado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!