Si la Marea granate nació como plataforma para apoyar a la población emigrante a la hora de luchar por sus derechos y para visualizar los problemas del país más allá de sus propias fronteras. La plataforma DosmillonesDeVotos, también arropada por Marea granate, nace para, en primer lugar, visualizar el desamparo legal de esta población para poder votar. Dirigido principalmente a las Elecciones del 20d, pero también para dar cobertura legal a los límites que la propia burocracia, o más bien, que nuestra propia “democracia” pone al derecho de voto del emigrante. En España la apuntala un cuerpo jurídico amplio de abogados, jueces y catedráticos del derecho, motor para impulsar un cambio en la ley y en el funcionamiento de la Administración.

Cómo bien indica María Almena (emigrante e investigadora en el Instituto Pasteur de París) para el diario Cuarto poder “Es necesaria una reforma de la ley electoral, ya que hasta ahora no se ha hecho caso de lasquejas ciudadanasy de las peticiones de derogación del voto rogado, pero de momento lo mínimo que pueden hacer los órganos implicados es ofrecer soluciones a cuestiones como lapresencialidaden losconsuladoso la falta de información”.

Irene Pedruelo (profesional de la comunicación) y miembro de la Marea granate en NY, colectivo que puso en marcha la nueva plataforma, nos ubica en la labor de DosmillonesDeVotos La plataforma buscaalertar a las instituciones de su deber constitucional de proteger y no dificultar un derecho fundamental como es el derecho al voto.DosMillonesDeVotos es una plataforma de juristas por la defensa del derecho al voto de los españoles residentes en el extranjero, que aúna a 50 de los juristas expertos en derechos humanos más reputados del país.

Surge tras varios años de esfuerzos por parte de colectivos como Marea Granate por denunciar la falta de atención de las instituciones españolas al problema del voto rogado. La plataforma busca por un lado, ofrecer un servicio de atención a los ciudadanos españoles en el exterior que se están encontrando con dificultades para ejercer un derecho democrático básico como es el derecho a votar; y por otro busca demostrar que se está produciendo una violación de un derecho fundamental, y que esta afirmación viene avalada por 50 reputados juristas (ahora se han adherido unos cuantos más---mira la web para la lista completa).

” Al fin y al cabo esta situación visualiza no solo una traba administrativa, sino un temor del gobierno (en este caso del PP) a un voto eminentemente crítico, influyente y comprometido que podría perfectamente desbancarlo del poder. Es una dimensión de nuestra mala calidad democrática lo que aquí se demanda, como bien lo expone Irene a modo de conclusión Lo que esto demuestra es que los españoles que residen en el exterior son ciudadanos comprometidos, ciudadanos preocupados porque España avance y goce de la higiene democrática que se espera de un país europeo”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!