Los resultados electorales, según las encuestas, podrían ser, en términos generales los siguientes:1.- El PP sería el más votado y con más escaños, 2.- Ciudadanos y PSOE estarían muy cerca el uno del otro, sin saber a ciencia cierta, quien sería el segundo y el tercero, y 3.-PODEMOS sería la cuarta fuerza, con una horquilla de 40 a 60 escaños.

Todo parece dirigirse a un pacto entre el partido de Mariano Rajoy y Albert Rivera, para conseguir un gobierno estable y fuerte, dando un mensaje de tranquilidad y confianza a los inversores y al resto del mundo. Entre los dos conseguirían una mayoría muy amplia, y permitiría a los populares investir presidente a su líder, pero sabiendo que las líneas maestras del futuro gobierno bicolor las plantearía y exigiría Ciudadanos.

Hasta aquí lo que toda la mayoría piensa que va a suceder. Pero, ¿y si realmente es el partido de Rivera el segundo más votado en la carrera al poder y Sánchez tercero?

Es posible que el líder naranja pueda llegar a pensar, ¿por qué no ser presidente? Encabezaría un pacto a tres bandas, con el PSOE y PODEMOS como acompañantes; el precedente lo encontramos en el vecino Portugal.

¿Sería una bomba de relojería? En este supuesto gobierno encabezado por Rivera, deberían entrar ministros socialistas y ministros morados. En un principio, lo normal en un Estado democrático, en el que diversas fuerzas se unen para una hipotética gobernanza estable.

La pregunta esencial, a mi juicio, es ¿cómo se pactaría el programa a desarrollar en la legislatura?

Ahí estaría el meollo de la cuestión. Al tener Rivera como socios, uno escorado a la izquierda, y el otro más aún, por la inercia, debería virar a la izquierda, perdiendo su nota característica que es la centralidad y la equidistancia, y tendría una derrama importante de votos por la derecha, lo que daría lugar a una fagocitación por el PP, y posteriormente por el PSOE.

El beneficiario principal serían los populares, que recuperaría a sus votantes ya desilusionados, y Ciudadanos competiría con dos oponentes en el espectro de la izquierda.

Es una unión que podría tener consecuencias imprevisibles para Rivera, al poder poner punto y final a sus aspiraciones, y convertirse en una noche de verano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!