Con las Elecciones generales a la vuelta de la esquina, el gobierno sigue buscando soluciones con las que poder recuperar la confianza de sus votantes, un numero que aunque le permitiría revalidar su victoria en las anteriores, se va reduciendo considerablemente en favor de los partidos políticos de la oposición, que cada vez bajo la figura de sus lideres Pedro Sánchez, Albert Rivera (pacto por España)y Pablo Iglesias siguen dando pasos adelante en su camino hacia gobernar el país, ganando en votantes potenciales y arraigando considerablemente en la sociedad. Pero el gobierno, encabezado por Mariano Rajoy, no solo ha de enfrentarse a los partidos de la oposición, sino que tendrá que hacer frente a una gran serie de problemas de nivel económico, pero sobretodo, la problemática por la independencia de Cataluña.

Ante las ultimas elecciones catalanas, muchos eran los que reclamaban al presidente del gobierno su falta de comparecencia ante las demandas independentistas de los catalanes, empañando también estas acusaciones al partido popular, por no realizar ningún tipo de comunicado y su forma de manejar esta situación de la forma que , como apuntan algunos importantes políticos , deberían de haberlo hecho. Pues bien, ante todo esto, ha salido a la luz una medida que de la mano del presidente del gobierno y el ministro de Hacienda y administraciones públicas, Cristóbal Montoro, pretende poner en jaque el proceso independentista y frenar de una vez por todas la oleada de criticas, así como dar un nuevo impulso al partido en su carrera hacia las Generales.

(20D)

Esta medida, consiste en cerrar el grifo a Cataluña, a nivel económico, de forma que llevara a Cataluña a caer en una falta de liquidez pudiéndole aplicar la Ley de Morosidad, con el objetivo, que el Govern no pueda hacer frente a las deudas, por lo que seria Hacienda la encargada de hacerse cargo del pago a proveedores, pagándoles las facturas sin tener que ser la generalitat catalana quien lo haga.

Con esta medida el gobierno central quiere evitar que el dinero público que se le entrega a la comunidad vaya destinado a favorecer actividades independentistas, debilitando su capacidad económica para impulsar todos estos actos en contra de la unidad del territorio español y permitiendo al estado ser quien decide que paga y que no paga .

Hay que recordar, que las facturas sanitarias pendientes de pago en Cataluña ascienden a los miles de millones, y que muchas farmacias están teniendo que pagar de su propio bolsillo los medicamentos para atender a los compradores de dichos fármacos, por la falta de pago de la generalitat catalana, hecho que esta enfadando y mucho a los farmacéuticos catalanes, quienes acusan al govern, de utilizarles como medida contra España, cuando el problema viene por la mala gestión que el ejecutivo catalán, esta haciendo de sus fondos. Como último apunte, esta establecido que las farmacias no pueden dejar de suministrar medicamentos aunque hayan de pagarlos de su bolsillo.

Esta medida, puede suponer un gran empujón a Mariano Rajoy hacia las elecciones ademas de suponer una postura clara ante el pulso emprendido por los catalanes, pero habrá que saber si decide seguir adelante o dejar pasar el tiempo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!