El ex funcionario kirchnerista, Ricardo Jaime, reconoció haber aceptado dádivas de empresarios de transporte que debía controlar durante su gestión. Ocurrió esta tarde en el marco de un juicio abreviado con el fiscal Guillermo Marijuán, en el que además convino una pena de 1 año y medio de prisión y ofreció otorgar 2 millones de pesos a la Justicia como resarcimiento.

Jaime asumió que la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) le pagó pasajes para volar a diferentes destinos y que la empresa Terminal de Buenos Aires (TEBA), dueña de la terminal de ómnibus de Retiro, le costeó el alquiler de un departamento en el que vivió durante su desempeño al frente de la Secretaría de Transporte.

En ese entonces las partes, dentro de las que está involucrado el empresario Sergio Claudio Cirigliano, negociaron la extensión del contrato de la Terminal hasta 2015. Cabe recordar, que TBA era la empresa concesionaria del Sarmiento cuando ocurrió la tragedia de Once, lo cual suma más sospechas de irregularidad a la causa.

Otro de los acusados es el testaferro de Jaime y ex asesor en transporte, Manuel Vázquez, quien también acordó un juicio abreviado y pactó una pena de 2 años y 2 meses en suspenso por tener otras condenas. Con respecto a Cirigliano, al no tener funciones públicas a su cargo, requirió una probation para cumplir tareas comunitarias.

La aceptación del delito el día anterior al inicio del juicio oral se debe a una estrategia de las defensas para demorar el mismo, que ahora quedó suspendido, y atenuar una posible condena.

El juez del caso, Julián Ercolini, citó a Jaime y a Vázquez a una audiencia oral mañana a las 10.30 en los tribunales de Comodoro Py, para luego pronunciar su resolución en un plazo de diez días y comunicar si valida el trato.

Jaime podría ser condenado por segunda vez, ya que la anterior fue por el intento de robo de pruebas de la causa por enriquecimiento ilícito, en la cual se lo condenó a 6 meses de prisión.

A pesar de que la pena en ese caso no sea de cumplimiento efectivo, lo sería si fuera condenado en otras.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!