En la política actual han cambiado muchas cosas. Son los propios ciudadanos los que demandan un determinado perfil y unas determinadas formas de hacer política. Esto parece ser que no lo han entendido todavía los actuales gobernantes.

Ayer todos los españoles pudieron asistir a la primera entrevista del presidente en funciones Mariano Rajoy. Fue en la televisión pública con preguntas que habían llegado al entrevistado días antes para que tuviera la respuesta bien aprendida. Así fue según una fuentes especializada en el análisis de la posición del entrevistado y los gestos emitidos concluyo en que el entrevistado estaba muy tenso, rígido y sobre todo que daba la sensación de saberse las respuestas de memoria, eso hacía transmitir una imagen de una persona frívola y alejada de los ciudadanos a los que quiere convencer para que vuelvan a votarle.

La indignación social aumentó cuando todo ciudadano vio la frivolidad que tuvo el entrevistado cuando afirmó que él era el único rival suyo muchas fuentes piensan que s porque se ve superior pero la mayoría de todas las fuentes indican que era una estrategia para no resaltar a ningún otro líder. El descontento social aumentó cuando hizo referencia a que lo importante era el programa electoral, un programa electoral que ellos han mancillado, pisoteado y manipulado en esta legislatura que ahora dicen que para pactar con ellos lo importante es el programa electoral. Rajoy siguió quedando en evidencia cuando afirmó que apoyaría a la lista más votada, es un argumento que lo han utilizado siempre sin embargo como en Cataluña no les sirve, allí si vale el pacto de perdedores que ellos dicen.

Vamos de ridículo en ridículo si nos ceñimos a lo que las fuentes reflejan.

Una comunidad que se vio atacada fue Castilla-La Mancha, como Cospedal no gobierna el centro de las críticas de Rajoy fue el pacto Page-Molina. Si hasta ahora todo era indignación en la sociedad, ahora llegaba la crispación.

Crispación pues son muchos castellanos manchegos los que reflejaron su malestar por las palabras de un presidente que ha humillado y maltratado a esa comunidad. No siendo suficiente la deuda y los recortes llevados a cabo por Cospedal, hay que sumar el bloqueo económico a través del ministro Soria para cerrar la central Elcogás y el saqueo del agua, dejando al Tajo bajo mínimos.

Sobre corrupción fue poco lo que se vio en la entrevista hubo temas tratados por encima y otros que se obviaron. No se habló del escándalo de las tarjetas black, ni de ningún tema concreto y lo más grave es que el presidente quiso reírse de los ciudadanos afirmando que la justicia es libre e independiente. Por supuesto que sí, que se lo digan al Elpidio Silva, al Juez Ruz e incluso a Baltasar Garzón. En un ataque de cinismo se atrevió a decir que han conseguido que el paro baje, es verdad, si sumamos los esclavos (aquellas personas que trabajan pero que no consiguen llegar a fin de mes) y los emigrantes, el paro ha bajado pero son datos manipulados con el fin de respaldar a los gobernantes.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!