El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha emitido un comunicado en el que aclara que la jueza Alaya se apartará definitivamente de la investigación del caso de los ERE fraudulentos por parte de la Junta de Andalucía, así como del resto de causas que han ido surgiendo a raíz de dicha investigación, como por ejemplo, el escándalo de los cursos de formación.

El Alto Tribunal, sin embargo, no explica las “especiales circunstancias” por las que se ha decidido dar “carpetazo” a Mercedes Alaya en este complicado proceso. Así, se cierra finalmente un episodio que se ha ido enredando con el paso del tiempo, sobre todo a raíz de la aparición en el panorama político de María Núñez Bolaños, sucesora de Alaya en la investigación y con quien ha habido un cruce de declaraciones.

Mercedes Alaya consiguió una plaza en la Audiencia de Sevillael pasado mayo; pese a ello decidió seguir con este caso paralelamente. Pero es ahora cuando el TSJA acuerda por unanimidad que Alaya deje la instrucción y sea Núñez Bolaños, con el apoyo judicial de Álvaro Martín, quien lleve finalmente la investigación.

De hecho, el TSJA ha comunicado también en nota de prensa que la tramitación de las tres principales causas de investigación (ERE falsos, fraude en los cursos de formacióny la de los avales concedidos por laAgencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía), que instruye el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla quedará "integrado plenamente" en un solo comisionado.

Caso Mercasevilla, cursos y avales de la Junta

El origen del este escándalo que ha sacudido a la Junta de Andalucía está en la empresa sevillana Mercasevilla, en la que fueron descubiertas prejubilaciones de trabajadores, supuestamente falsas.

Asimismo, se concedieron subvenciones a otras empresas que no estaban presentando un ERE, así como altas comisiones, más elevadas que el valor de mercado. En total, según el Ministerio de Economía se deduce una deuda que se puede elevar a 152 millones de euros.

Nombres famosos entre los imputados

Este escándalo ha sacudido de lleno a la cúpula del PSOE de Andalucía.

En septiembre de 2013, poco después de la dimisión de José Antonio Griñán como presidente de la Junta de Andalucía, salió a la luz que éste era uno de los imputados por la jueza Alaya. Le acompañaba otro expresidente de la Junta, Manuel Chaves. Se sumó otra decena de consejeros, concejales y parlamentarios andaluces, entre los que destacan Antonio Ávila, Carmen MartínezAguayo o José Antonio Viera.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!