Finalmente el concejal del ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, tendrá que declarar como imputado por "humillación a las víctimas del terrorismo". La imputación se debe a una serie de mensajes que publicó en Twitter en 2011, cuando no ostentaba ningún cargo político.

El edil escribió en twitter "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcáser para que no vaya Irene Villa a por repuestos" y "¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero”.

Anuncios
Anuncios

La sala de lo penal ha revocado la decisión que tomó el juez Santiago Pedraz durante el pasado mes de julio de no citar a Zapata para evitar el paseíllo ante las cámaras de televisión.

Tras salir a la luz los antiguos tuits y tras el revuelo televisivo, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena decidió relevarle de su puesto como concejal de Cultura y enviarle al distrito de Fuencarral-El Pardo.

Pedraz había cerrado la causa temporalmente después de que la propia afectada, Irene Villa, le enviara una carta en la que dejaba claro que no se sentía ofendida ni humillada por el tuit del edil y consideraba innecesaria su declaración.

Anuncios

La sección de la sala de lo penal, presidida por la magistrada conservadora Concepción Espejel, recuerda que el delito de humillación a las víctimas del terrorismo no protege el honor de una víctima en concreto (Irene Villa) sino "la dignidad de las víctimas del terrorismo y sus familiares como colectivo", por lo que se puede actuar de oficio sin tener en cuenta el perdón de la víctima.

Así pues, Guillermo Zapata tendrá que explicar su versión de los hechos y el ánimo o contexto de los mensajes.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Los mensajes salieron a la luz coincidiendo "curiosamente" el día en el que tomó posesión de su cargo y el afectado reaccionó con prontitud pidiendo perdón "Es responsabilidad mía disculparme, porque esas personas no tendrían que estar sufriendo por algo que he escrito"

Al parecer y según dijo Zapata, los tuits estaban descontextualizados y que se trataba de una conversación o debate de chistes viejos que eran profundamentes incorrectos por su crueldad.

Una acción desmedida que criminaliza a un político, sentando un peligro precedente. Una popular frase dice “Sí me das seis líneas escritas por la mano del más honesto de los hombres, encontraré algo por lo que ahorcarle”.

La celeridad mostrada en la causa y lo mediático del caso da que pensar. ¿No hay cosas más importantes que juzgar en la política actual?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más