Las polémicas declaraciones de Luis Garicano, coordinador del programa económico de Ciudadanos, cuando el pasado martes sostuvo que los másteres en España son una fábrica de parados, no han dejado indiferente a la opinión pública. Y como si fuera poco, el Instituto de Estudios Económicos (IEE), acaba de presentar un informe donde se demuestra que España lidera la tabla de países, miembros de la Unión Europea, con el índice de parados con estudios superiores más alto de la región. Los datos brindados por el IEE colocan al país en el segundo puesto de la lista, después de la alicaída Grecia.

Anuncios

Sin embargo, el alto porcentaje de parados con estudios universitarios y de postgrado, debe analizarse dentro de las cifras de desempleo general del país. Lo que denota que en el total de desempleados (el 22,4 %), el porcentaje mayor de personas sin trabajo está compuesto por adultos que solo han cursado estudios primarios.

Los datos demuestran que, pese a las altas cifras, estudiar da mejores oportunidades y sigue siendo una herramienta contra el desempleo. La Universidad Politécnica de Cataluña presenta, un año más, las becas y ayudas Talent Help destinadas a desempleados con estudios superiores.

La iniciativa ofrece a profesionales cualificados la ayuda necesaria para realizar nuevos estudios y darle un nuevo impulso a sus carreras.

El objetivo de este programa es promover el talento a través de la adecuación de contenidos según las demandas de empleo y las necesidades del mercado, orientados a mejorar la empleabilidad profesional. Así, quienes estén en situación de desempleo demostrable y sean admitidos en el programa de estudios solicitado, obtienen beneficios y descuentos en la matriculación.

Anuncios

Las declaraciones de Garicano plantean un debate en el que muchas familias españolas no pueden participar. Los estudios universitarios y las formaciones complementarias se han vuelto un lujo propio de unos pocos. Las próximas elecciones han llevado a que los principales partidos políticos presenten sus propuestas educativas y, para sorpresa de muchos, algunos solo tienen tres líneas al respecto. Tal es el caso del Partido Popular, que aboga por la igualdad de oportunidades, sobre la base del mérito y el trabajo, donde la educación significa progreso.

Menos lacónica es la propuesta del PSOE, que también se hace eco de la igualdad de oportunidades que posibiliten el acceso a la educación. Una de las medidas, de acceder al poder, es la creación de programas contra el fracaso y la deserción escolar. Entre otras propuestas el PSOE ha ideado un proyecto denominado Ciudad Educadora que cuenta con la participación de entidades vecinales, educativas, culturales y empresariales.

Por el lado de Ciudadanos se decantan por el impulso de los centros de gestión y los derivados de la cooperación municipal.

Anuncios

Es el único partido que menciona, dentro de su proyecto, a las escuelas para adultos. Desde Ciudadanos no descartan asesorar en materia de educación e inserción laboral a los jóvenes y sus familias.