Esperanza Aguirre es una persona muy carismática dentro del mundo de la política , y es que si hay algo de lo que pueda presumir la "lideresa" es de la gran influencia que ha tenido tanto en Madrid como en su propio partido político. Idolatrada por unos y odiada por otros la palabra polémica siempre ha estado presente en su vida y mas aún después de iniciar lo que podríamos considerar como una cruzada en contra de la formación dirigida por Pablo Iglesias, Podemos.

Sin lugar a dudas perder la alcaldía de Madrid fue un duro correctivo no solo para ella, sino para el Partido Popular, ya entonces podíamos escuchar declaraciones tan sorprendentes como "Utilizarán Madrid de trampolín para que los antisistema llegan al poder"

El lunes pasado Esperanza Aguirre declaró unas palabras ante los medios de comunicación que sin lugar a dudas traerán mucha polémica, pues manifestó hasta un total de tres veces que España no participó en la guerra de Irak.

Anuncios

Estas declaraciones vienen a raíz de que el pasado sábado, Tony Blair, pidiese perdón por tal conflicto en el que estuvieron metidos España, EEUU y Reino Unido.

Durante una entrevista concedida a la cadena CNN Tony Blair dijo lo siguiente: " Quiero pedir perdón por los erróneos datos de inteligencia que recibimos, también quiero pedir perdón por algunos errores en la planificación, y por supuesto, por nuestro fallo de comprensión al anticipar lo que sucedería con la eliminación del régimen de Hussein"

Así pues, tras las declaraciones de Blair los medios no dudaron en preguntarle a Esperanza Aguirre sobre el papel de España en la guerra de Irak y que posturas adoptarían, si pedirían perdón también.

Aguirre manifestó hasta en tres ocasiones que España no participó en dicha guerra.

En dicha intervención Aguirre también fue preguntada por la famosa foto de los Azores, la que simbolizaba la triple alianza  y fue entonces cuando no dudó en mandar un recado a la Sexta.

" Estar en una foto no es delito por ahora, a lo mejor para los de La Sexta si es delito" 

Cabe recordar que una buena parte de la sociedad española se echó a las calles a través de multitudinarias manifestaciones para expresar su total desacuerdo a tal guerra bajo el lema de NO A LA GUERRA.