Como si se hallasen en su casa, la sede de Génova 13, los 186 diputados electos del Partido Popular han celebrado esta mañana en los pasillos del Congreso de los Diputados los “logros” de su gobierno mediante la emisión de un vídeo, claramente electoral, en el que usando la metáfora de España como si fuera un enfermo terminal que ingresa en la UVI (así es como estaba el país a su llegada, según afirmaban en 2012 y 2013, incluso peor de lo que creían) pero que con una intervención quirúrgica en profundidad consigue salvar la vida y salir adelante (léase recortes y “reformas” sociales y laborales y la actual etapa de “recuperación económica”).

Dicha difusión del citado vídeo estuvo acompañado de un servicio de barra libre de cerveza y aperitivos.

Que el mensaje de la recuperación económica va a ser el punto fuerte (quizás el único) del partido en el gobierno de cara a la estrategia electoral a seguir durante la campaña de las Elecciones Generales que se celebrarán el próximo 20 de diciembre no sorprende a nadie, de hecho lo sorprendente sería que no fuera así. Sin embargo podría pensarse que, al ser una estrategia ya empleada en otras citas electorales con resultados no demasiado positivos, cuesta quizás entender en la reincidencia en el error.

Lo que sí resulta realmente peculiar es el uso partidista de una de las instituciones más importantes del Estado.

Cuesta entender el momento político en que se encuentra el Partido Popular, pues nunca se pueden dar por ciertas las encuestas ni las cábalas de una parte ni de otra sobre las expectativas electorales, que parecen difíciles tras el fracaso de Xavier García Albiol en Cataluña, además sobrepasado ampliamente por un partido de su misma orientación ideológica como es Ciudadanos y la pérdida de grandes cuotas de poder tras los comicios municipales y autonómicos del pasado 24 de mayo, pero realizar un acto así en la Cámara Baja parece un indicio más del estado de alerta en el que se encuentra del partido del presidente Mariano Rajoy.

“Utilizan las instituciones como su cortijo”

Como era de esperar, la oposición en bloque ha denunciado esa utilización partidista de las máximas instancias del Estado para realizar un acto electoral de esa envergadura cuando sólo quedan 13 días para la disolución de las Cortes.

Tanto el PSOE, como IU y UPyD han tildado esta celebración como “escándalo” y una muestra más de que el Partido Popular utiliza las instancias gubernamentales como si fueran de su propiedad.

En “Al Rojo Vivo”, conocido programa matutino de debates y actualidad dirigido por Antonio García Ferreras en La Sexta, Joan Coscubiela, diputado de Iniciativa Per Catalunya – Els Verds (ICV) ha afirmado además que “El problema del Partido Popular es que han sido ellos los que han partido las piernas al paciente”

Polémicas aparte, parece que la campaña electoral del 20D puede ser una de las más apasionantes de la historia democrática reciente de España.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!