Ayer fue un “día negro” para el Partido Popular, pese a que trataran de enmascararlo con la estrambótica celebración en el Congreso de los Diputados de los “éxitos” de la legislatura. Ciertamente, no parece que corran buenos tiempos ni de puertas adentro ni afuera para la formación conservadora con sede en Génova 13.

Pasada la traumática derrota del 27S en Catalunya y la virulenta reacción del expresidente Aznar, cada vez más alejado de las posiciones e ideas de su sucesor al frente del partido, Mariano Rajoy, ayer hubo que sumarle tres nuevos frentes: la dimisión de Arantza Quiroga, la secretaria general en el País Vasco, la polémica entrevista del ministro Montoro en el diario El Mundo y el anuncio de la diputada Cayetana Álvarez de Toledo de que renunciaba a ir en unas listas que encabezara el actual presidente del Gobierno.

Todos estos hechos, que resultan insólitos en un grupo político que hasta la fecha se había mantenido cohesionado, al menos ante el público, incluso pese a los continuos casos de corrupción, parecen haber desatado una tormenta en el seno del partido, con riesgo incluso de ruptura entre las viejas corrientes que lo conformaron durante la Transición.

El reputado periodista y politólogo Antonio Martin Beaumont, director de El Semanal Digital y uno de los miembros más influyentes de la llamada “derecha social” o “derecha mediática” ha respondido hoy a las preguntas de Antonio García Ferreras en su programa Al Rojo Vivo sobre cuál era su opinión sobre esta crisis por la que parece estar atravesando el partido en el gobierno.

“El Partido Popular puede acabar como la UCD”

Beaumont se ha mostrado sin pelos en la lengua durante su intervención y ha manifestado lo que muchos parecen querer callar, tapar, o directamente prefieren no decir. Entre los asuntos más destacados que ha afirmado se encuentra un rotundo “El Partido Popular corre un serio riesgo de convertirse en un nuevo UCD” (Para todo aquel que no lo sepa, la UCD fue el partido de centro democrático que lideró el recientemente fallecido Adolfo Suárez, primer presidente electo de la democracia surgida de la Transición y que despareció dividido en distintas formaciones en la década de los 80 del pasado siglo).

El periodista y politólogo cree esto porque “el PP lleva roto desde hace tiempo” y que “Rajoy ha conseguido convertir lo que era un partido de masas que respaldaban a sus cuadros, es decir, con fuerte apoyo social en un partido meramente de cuadros en los que muchos simpatizantes y afiliados no se ven representados” y que lo ha hecho gobernando con “un increíble afán personalista”.

Por ese modo de gobernar de Rajoy, Beaumont piensa que “la base social y electoral del partido quizás acabe abrazando las ideas y postulados de Ciudadanos” y que otro problema que sufre actualmente el Partido Popular es que “en las encuestas del CIS aparece con una valoración ideológica tan a la derecha que recuerda a los tiempos de la Alianza Popular de Manuel Fraga, y esa calificación espanta al votante moderado” (Alianza Popular es uno de los partidos que acabaron fusionándose en el actual PP, de ideología netamente conservadora).

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!