El doctor Marciano Sánchez Bayle, secretario de organización de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), considera que las fusiones que están realizándose entre hospitales “a veces lo único que consiguen es disminuir de manera notable el personal y se utilizan como un ERE encubierto”. “Pero otras veces no”, matiza, y añade: "Habría que analizar de manera detallada caso a caso”. “Hay ocasiones en las que sirven para racionalizar una situación, puesto que por ejemplo en Madrid hay servicios de neurocirugía prácticamente en todos los hospitales, y eso no tiene demasiada lógica pues son servicios demasiado pequeños”, apunta el médico, que apuesta por una mayor “planificación y especialización del trabajo”.

“Esto podría mejorar la calidad sanitaria”, añade, y advierte que hay especialidades que deben mantenerse pues “cada hospital debe garantizar una atención sanitaria a la población de su área de referencia, por lo que eso precisa de servicios básicos lo suficientemente dotados, y que sepan adaptarse a las especificidades de la demanda de cada sitio”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!