Para determinar la cuota de refugiados que recibirá cada país de la Unión Europea se han tomado en cuenta 4 variables: la población, el PIB, el nivel de desempleo y el esfuerzo de acogida que ha demostrado previamente cada país.

Los Estados recibirán 6.000 € por cada persona reubicada. Se estima que la Unión Europea deberá afrontar un coste de 780 millones de euros.

España dispuso este año de un presupuesto cercano a los 10 millones de euros como partida para la acogida de refugiados. El Gobierno tenía planeado cuadruplicar la cifra para el 2016, pero deberá elevarla a 200 millones según las nuevas medidas.

Se prevé que España reciba 14.931 refugiados que se sumarán a los 2.790 que le fueron asignados el pasado mes de mayo. Esta cifra ubica a la cuota española como la tercera más alta de la Unión Europea por detrás de Alemania con 31.443 refugiados y Francia con 24.031. Los inmigrantes albergados forman parte de las 120.000 personas que llegaron a Italia, Grecia y Hungría en lo que va del 2015.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!