Un hombre mata en Castelldefels (Barcelona) a su mujer pegándole varios tiros. Asesina también a su hijo de nueve años y a su hija de siete. Después se suicida. Así lo recogía la prensa catalana hace apenas tres días. Es el último caso registrado de muerte por violencia de género. Ocupa el número 29 en lo que va de año.

Una lista negra que encabezó el primer asesinato de 2015 una mujer de setenta años asesinada a golpes de barra de hierro en Elche (Alicante) por su exmarido, de su misma edad, y que posteriormente se suicidó. Llevaban dos años divorciados y ella había presentado denuncia por maltrato psicológico, tal y como recogían los medios de comunicación.

Terribles hechos que continuamente aparecen en la prensa y que desde las asociaciones de defensa de la mujer y en pro de los derechos igualitarios no se cansan de exigir y demandar. Es el caso de Sandra López Cantero, miembro del Comité Federal del Partido Socialista (PSOE) en Ceuta, y secretaria de Igualdad hasta el último cambio, hace apenas un mes de la cúpula interna del partido en la ciudad autónoma, y la marcha del hasta entonces secretario general, José Antonio Carracao.

López Cantero defiende la igualdad entre hombres y mujeres y el respeto y para ello parte de la cotidianidad. Es el caso de la ficción, en la que reconoce una situación que genera conflictos. “La desigualdad es la base de la violencia de género: todo el mundo ve mal que se le pegue a la mujer, pero luego aceptan los micromachismos”, apunta la socialista.

Lo sostiene en relación a ficciones como el famoso libro Cincuenta sombras de Gray, la novela erótica de 2011 de la autora británica E. L. James. Declaraciones que también sirven para todas las películas, canciones u obras de teatro que se generan en este sentido o con esta intencionalidad.

“El mismo nombre de la película lo dice: a la sombra de...”, reconoce López Cantero.

“Ya no se trata de los juegos sexuales que plantea, sino de que es él quien toma las decisiones por ella”, añade. En este sentido, la socialista explica que el mundo de la cultura también debería tratar igualdad de género, la lucha contra la violencia de género y el respeto a las mujeres “aceptando el pacto contra este tipo de violencia, y aceptando la igualdad real donde las relaciones no sean desiguales”.

“La actitudes machistas son algo cultural de la historia –lamenta–, pero qué mejor que la cultura para eliminar estas barreras”. “No más cuentos de princesas…”, agrega.

En este sentido, la socialista continúa explicando que este tipo de espectáculos afectan “evidentemente mal” al desarrollo de la igualdad. “Contradicen todo por lo que venimos luchando desde hace tiempo con la finalidad de erradicar los roles machistas”, apunta López Cantero, que añade: "Fomentan un prototipo de mujer sumisa, dependiente, insegura y que tiene que seguir unas pautas culturales que las hacen, que nos hacen ser (creer que somos) inferiores; por lo tanto, este tipo de productos culturales dirigen en seguido opuesto a nuestra reivindicación”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!