Mariano Rajoy vive unas semanas de actividad intensa en el plano mediático tras un letargo que ha ocupado la mayor parte de la legislatura. Efectos colaterales de haber visto como las malas prácticas de su partido, unido a su modus operandi de dejar pasar el tiempo sin hacer declaraciones para que amaine la tormenta.

La fecha de las elecciones se acerca y estas semanas de agosto no son sino la antesala de la gran batalla que comienza en septiembre, vuelta a la normalidad que sin duda en el plano político será bastante más estresante de lo normal. Hay mucho en juego, ni más ni menos que el nuevo presidente de nuestro país, motivo para que incluso quien no gusta de hacer declaraciones a los medios tenga que esforzarse en poner su mejor cara.

Rajoy ha dejado de aparecer solo por un plasma y ahora responde a preguntas de los periodistas (salvo cuando le incomodan) o posa afablemente con turistas en los aledaños del Congreso de los Diputados. Cambio de imagen obligado ante unos contrincantes que también moverán sus cartas en estos meses venideros.

En su última aparición pública ha añadido una nueva faceta y no es otra que la de futurólogo o adivino, para el líder del Partido Popular el futuro está escrito, no sabemos si en sus cartas o son especulaciones con el único fin de incomodar al PSOE y a Podemos. Su profecía es meridianamente clara, PSOE y Podemos pactarán después de las elecciones para alcanzar un acuerdo que consiga echar al Partido Popular de la Moncloa.

Se basa en los acuerdos que llegaron en Madrid, Cadiz o Valencia ambas formaciones. Esta táctica no es otra cosa que intentar debilitar a los votantes de izquierda, ¿dejarán de ir a votar si se llegara a un acuerdo de las dos formaciones? no lo creemos. Tanto Podemos como PSOE verían con buenos ojos primordialmente que el Partido Popular no gobernase pero de ahí a decir que está cantado un acuerdo entre ambos media un abismo.Podríamos decir que Rajoy incluso podría hacer lo mismo con Ciudadanos, acuerdo que con toda probabilidad sería más factible que el de los partidos de izquierda.

Nos quedan unos meses entretenidos sin duda alguna, no descarten que Rajoy uno de estos días se presente con una bola y envuelto en una túnica...

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!