El escándalo alrededor de la "pareja presidencial", como se le llama en Perú al gobierno de Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, crece cada día con acusaciones de corrupción que involucran principalmente a la primera dama. Este domingo, el programa Panorama emitió un reportaje sobre agendas que pertenecerían a la primera dama Nadine Heredia,donde se registran cuentas que superan los tres millones de dólares. Esto en medio de la investigación que realiza una comisión del Congreso sobre los nexos de la primera dama con una supuesta red mafiosa dirigida por el empresario Martín Belaunde, ex estrecho colaborador de los Humala-Heredia.

A los escándalos de corrupción que sacuden al gobierno habría que sumar el frenazo económico que experimenta el país andino cuyo crecimiento ha caído del 5% al 2% en los últimos 3 años. Si bien la situación económica no es un problema mayor en estos momentos, la crítica de la oposición al manejo de la economía no ha cesado.

Quizá el mayor punto de conflicto que atraviesa el gobierno de Ollanta Humala, fuera de las acusaciones de corrupción, es el escenario de los reclamos sociales, donde los paros en contra de los proyectos mineros de gran envergadura han marcado la pauta de su gestión. Sus críticos acusan al gobierno de pusilánime frente a las protestas, pues siempre acaba por ceder a los reclamos, provocando que proyectos de miles de millones de dólares queden sin efecto.

A esto habría que sumarle la tumultuosa deserción de sus cuadros partidarios. Alo largo de su período, ha perdido 17 aliados en el Congreso, donde ya no tiene la primera mayoría parlamentaria.

Ante este escenario,los peruanos han empezado a llamar al escritor Mario Vargas Llosa para que dé la cara como "garante", categoríaque se le adjudicó al Nobel luego de que mostrara su apoyo al entonces candidato presidencial Ollanta Humala, con el propósito de impedir el triunfo de Keiko Fujimori.

Por el momento, el escritor peruano anda más ocupado en su romance ibérico, y no ha dicho palabra sobre lo que viene ocurriendo con el régimen al cual ayudó a llegar al poder. Cada vez que el escándalo político recrudece en contra de la pareja presidencial, los peruanos empiezan a invocar al "garante", aunque por ahora este ha hecho oídos sordos.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!