Fidel Castro, recuerda al mundo que aún vive y asume su papel “contra los EEUU”, reclama indemnizaciones millonarias por el daño del embargo para el pueblo cubano, poniendo un obstáculo más al fin del conflicto.

Los cubanos de hoy solo conocen las promesas incumplidas y la utopía de una sociedad más próspera, justa y digna, planteadas muchos discursos que el pueblo aplaudió y apoyó y cito:

  • “el poder no me interesa"

  • “Se acabará, la explotación de contribuciones obligatorias". 

  • "tan pronto... asuma el mando el Presidente restablecerá la absoluta libertad de prensa y todos los derechos individuales en el país" 

  • “Ustedes saben que somos hombres de palabra..."

  • “Ahora hablará el que quiera, bien o mal, pero hablará...habrá libertad".

  • en Cuba, tendrán toda la hospitalidad...los perseguidos políticos"

    No vamos a aburguesarnos ni a burocratizarnos en el poder, no vamos a acostumbrarnos a la vida cómoda"...

     la tragedia de nuestro pueblo ha sido no tener patria. Y la mejor prueba, es que decenas de miles de hijos de esta tierra se van de Cuba para otro país"

Parece ciencia ficción, la justificación para el cambio “la agresión de los EEUU”.

Se repite en 50 años y justifica las faltas de libertades, las carencias, la represión, ect.

El país ha involucionado, corrupción, prostitución, pobreza y emigración se han potenciado y el Gobierno no tiene una promesa de futuro para el pueblo, a no ser un lema “socialismo próspero y sostenible”, asociado a un capitalismo sin control. donde sigue administrando la mayor parte de los rubros del país.

El Presidente Obama, en una decisión histórica termina con años de guerra entre los dos países, pero el gobierno cubano sigue desafiando, con su actuación represiva, en contra de los derechos más elementales.

Los pueblos ven con esperanzas la apertura y saben que el camino por es largo, pero las exigencias absurdas deben aplazarse por un objetivo mayor; El gobierno cubano ve mira con cautela, la democracia pone en riesgo 50 años de poder, las libertades sin restricciones y negocios en Cuba y fuera de ella, que disfrutan los elegidos, que hace mucho tiempo viven el futuro “próspero y sostenible”, y podría poner en peligro la impunidad, entonces es mejor, poner obstáculos, hacerla más lenta, ganar tiempo y atrazar el convencimiento del pueblo de que han consumido la vida por un ideal, olvidado por los que se lo inculcaron.

Solo me preguntaría: quién indemnizará? a las familias que hoy, se les acaba la vida y no han conseguido una vida decente para sus hijos; a las vidas perdidas en el mar; a los emigrantes que les quitaron la casa, sus propiedades y derechos; a los que fueron enviados a la UMAP, por tener el cabello largo, ser religioso, gay o cantar ciertas músicas; a los que por pensar distinto, fueron obligados a huir, presos, o aún son golpeados por las brigadas de respuestas rápidas, engendro del gobierno, quién indemnizará al pueblo de a pie; o quién pedirá perdón?

Por un momento sueño que los EEUU  indemnizarán al pueblo cubano y pienso: sería posible? que la indemnización millonaria reclamada para el pueblo, llegue a las casas de los cubanos, a sus necesidades básicas, a su mesa y no se desviará para otras cosas?, como se hizo en el pasado y/o vayan a parar a algún cayo privado en Cuba o a un Hotel 5 estrellas en Grecia.

Aún con todas estas dudas, hay que acabar con la guerra, pues los únicos perjudicados son los pueblos.

El siglo XXI es el fin de esta obsoleta historia. Esa es mi opinión, respetando las diferentes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más