Como fichas de dominó cayendo tras un golpe certero, el PSOE se desmorona de igual manera, es el caso de la caída del portavoz municipal socialista en Madrid. Antonio Miguel Carmona ha sido la victima de hoy de Pedro Sánchez, quien tras su actuación en su empeño de ajustar cuentas con el PSM, ha provocado que Carmona no se “coma el turrón” ya este año.

El ABC se hace eco de esta información, se trata pues de una acción-reacción de manual, donde los daños más significativos van bajando de jerarquía hasta acabar con el puesto de Carmona de manera definitiva. Javier Corpa, el coordinador municipal del PSOE en Madrid, ha presentado su dimisión también en solidaridad por el cese de Antonio Miguel Carmona en la Portavocía del Ayuntamiento de la capital de España.

Parece ser que no ha sido de las mejores maneras la destitución, pues el propio Corpa, quien es un buen amigo de Carmona, ha cuestionado de manera directa la decisión de la secretaria general, argumentando que las formas de Sara Hernández no fueron las correctas.

“Como todos, me enteré por los medios de comunicación de lo que iban a hacer y nadie se puso en contacto conmigo cuando el propio congreso me encomendó la tarea de coordinar la secretaría de política municipal”. Palabras críticas de Corpa.

Corpa llevaba en el cargo unos diez días, fue elegido el 31 de julio en el Congreso extraordinario del Partido Socialista. El ya ex portavoz ha reivindicado su socialismo y condenado la decisión del partido: “Lo sucedido va contra mis principios como socialista”.

La destitución de Antonio Carmona solo ha empeorado la llama que está a punto de quemar a todo el PSOE desde muy dentro. La guerra interna no ha hecho más que comenzar, y todo tiene su origen en la caída de Tomás Gómez, y con él sus “seguidores”. Si el Partido Socialista quiere seguir en la pelea debe de alejarse de estos líos de patio de colegio, los escándalos internos son cada vez más evidentes y a bombo y platillo se proclaman, el último; la destitución de Carmona.

La grave crisis que está atravesando el PSOE-M es algo indudable, las divisiones internas son claras y se vio reflejado en la elección de Sara Hernández, la cual salió elegida secretaria general con un 55% de votos a favor.

Para terminar, las palabras de Joaquín Leguina en la entrevista para el ABC: “La destitución de Carmona es un acto pornográfico de Ferraz”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!