Miguel Angel Revilla, el carismático y mediático presidente de Cantabria, ha vuelto a ser noticia en los medios, esta vez por unas llamativas declaraciones en las que ha pedido la supresión del Senado y de las diputaciones provinciales, considerándolos ambos organismos inútiles que se han convertido en un lugar cómodo para colocar enchufados, como puede deducirse de sus palabras.

Ha criticado que estas instituciones sean utilizadas para colocar personal de los partidos.

El presidente cántabro se ha preguntado porqué el destino de los políticos ha de ser un puesto en estos organismos, y no la búsqueda de un nuevo trabajo, como ocurre a la mayoría de españoles que tristemente pierden su empleo.

Revilla ha criticado los privilegios de los que disfrutan los senadores, entre los que se encuentran altos salarios, secretarias y viajes en clase bussiness por todo el mundo.

Ha señalado que un senador no tiene ninguna función y que no es útil en el sistema actual, como puede deducirse de sus palabras.

El presidente de Cantabria también ha criticado las diputaciones, considerando que podrían ser sustituidas por un delegado en cada provincia. Ha señalado aspectos como la duplicidad de tareas que se lleva a cabo en las mismas, y que origina un gasto importante a las arcas públicas.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real

Ha mencionado como ejemplos del clientelismo existente en las diputaciones a José Luis Baltar, que colocó a gran cantidad de familiares, y a Carlos Fabra, que convertiría la diputación de Castellón en su "cortijo" particular, y que ahora se encuentra en prisión, tras un proceso judicial que se dilató durante años.

Revilla también ha aprovechado la ocasión para dar su imagen de la monarquía, y en concreto, del nuevo monarca Felipe VI.

Ha destacado su preparación y su seriedad, e incluso ha revelado que viajó en su avión con él y pasó un día con el Rey de España.

Ha censurado el comportamiento de su padre, Juan Carlos I, y ha señalado que ha elegido un camino inadecuado durante los últimos años de su reinado. Revilla cerraría la entrevista asegurando que no tiene intención de permanecer callado y que pese a su puesto de presidente de Cantabria seguirá aportando su visión sobre la política española en su conjunto.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más