Durantelos años de las vacas gordas España era uno de los destinos más importantes paraaquellos que pasaban dificultades en otros países. Sin llegar al pleno empleo, elmercado laboral español no sufría el deterioro actual y el auge de laconstrucción servía como reclamo de una mano de obra dispuesta a trabajar yganar un salario muy por encima de sus posibilidades.

Con la crisismundial desatada en el año 2008, la oferta española de trabajo se redujo hastael punto de doblar la tasa de paro en poco más de un año, pasando de un 8,57% afinales de 2007 a un 17,24% a principios de 2009, según el Instituto Nacionalde Estadística.

Todosestamos al tanto de la situación actual y de las consecuencias que acarrea la ausenciade un mercado laboral competente, equilibrado y con posibilidades reales decrecimiento. Uno de sus efectos se traduce en la disminución de la poblacióntotal de España. Desde el primer semestre del año 2012, cuando el país contabacon 46.818.216 habitantes, el censo se ha reducido en casi 400 mil personas,situando el registro en 46.439.864 (datos INE).

Cómo afecta esto a los datos del mercadolaboral

Lascifras de población del año 2012 son las más altas de la serie histórica desdeel 2002. Los datos han ido disminuyendo hasta alcanzarlos números actuales.

En esemismo año, en 2012, la media de ocupados en los cuatro trimestres era de17.632,6 (en miles de personas) y el número de desempleados a final de añoascendía a poco más de 6 millones, lo que suponía una tasa de paro del 25,77% yuna tasa de actividad del 60,23%.

En términos porcentuales el paro era tres puntossuperior al que se había registrado a finales del año 2011, un 25,56%, aunquela tasa de actividad se encontraba en niveles similares, un 6,23 frente a un6,29, teniendo en cuenta que la media de la población ocupada en 2011 era de18.421,42, superior a la del año 2012.

El año2014 presenta alguna mejoría si nos fijamos únicamente en la tasa de paro. Siempresegún datos extraídos del INE, el último trimestre se registró un 23,7%, situando el número de parados en 5.457,4 (en miles de personas). Los dosúltimos años han servido para disminuir la cantidad total de desempleados perotambién para reducir la tasa de actividad.

La media de población ocupada delaño 2014 era de 17.344,17 personas (datos en miles), inferior a la registradaen 2012, y la tasa de actividad a finales de año del 59,77%. Durante el primertrimestre del 2015 esos datos empeoraron sensiblemente. Aumenta el número total de ocupadosen el primer trimestre con respecto a la media del 2014, con un total de 17.454,8 pero la tasa de actividad se reduce hasta el 59,45%. Sinembargo, la tasa de paro se ha mantenido en el 23,78%, con 5.444,6 desempleados.

Losdatos que nos presenta el Instituto Nacional de Estadística son significativos.La población total de España se ha reducido desde el año 2012 en casi 400 mil personas. La población ocupada a finales de 2014 essuperior a la registrada a finales de 2012 en 330 mil personas, sin embargo elnúmero de desempleados ha disminuido en casi 600 mil.

Esto se traduce en un descenso de la tasa de paro desde el 25,77% registrado a finales de 2012 hasta el 23,7% en 2014, pero también en una merma de la tasa de actividad, reduciéndose del 60,23% al 59,77%.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!