Inmigración, exceso de trabajo, pobreza y consecuencias dela crisis. “Poner la lupa sobre ciertas circunstancias que atañen al ser humanocontemporáneo”. Ese ha sido el objetivo de Guillermo García López, y suproductora Sintagma Films, cuando decidió hace año y medio poner en marcha unambicioso proyecto audiovisual. El reportaje recorre cuatro países (Marruecos,Japón, España y Uruguay) y diversas historias con un hilo conductor, el quemarca un personaje que ha dejado una trascendental huella en la políticacontemporánea: José Mujica.

Además, la película documental se complementa conaportaciones procedentes de otros lugares como México, Colombia o Perú, que con sus visiones ayudan a sostener la idea de unas consecuencias de las acciones políticas queafectan a un mundo globalizado.

Hace algo más de un año, Guillermo García, tras muchosintentos logró acceder al que entonces era el presidente de Uruguay, y ponerleal tanto, a través de su esposa, Lucía Topolansky, de la intención de realizarun reportaje audiovisual de largo recorrido con temas como la inmigración, lasituación política, el exceso de trabajo y la crisis.

Mujica accedió y concertaron una entrevista enagosto de 2014, en la finca del político, en Uruguay, orientada a abordar estostemas, a modo de que sirviera de hilo conductor del documental. “No se hanimprovisado las historias, sino que a través de su figura hemos ido abordandovarios temas relacionados con el ser humano, que después hemos ido dibujandocon historias reales de diferentes partes del mundo, a fin de demostrar losefectos colaterales del sistema de libre mercado”, explica el director deldocumental.

Uno de los casos más evidentes, apunta Guillermo García, esel de la inmigración, puesto que genera “polarizaciones entre primer y tercermundo en aspectos como la necesidad de una estabilización económica”. “Esta civilización está cada vez más globalizada, los paísesson cada vez más interdependientes, estamos navegando en un barco por elUniverso y tenemos responsabilidad de la existencia de este barco.

Y estamoscarcomiendo por todos lados, al barco”, apunta José Mujica en el documental. “Elverdadero motor viene a ser la defensa de la vida. Porque la vida es unmilagro, porque la vida no se compra, porque la vida se nos escapa, porque esel bien mayor. Y lo demuestra lo evidente”, continúa.

Ante esta situación, el objetivo del equipo de grabación esque se “generen ciertos procesos en los espectadores, que sientan que estamosen un momento en el que tenemos que seguir luchando para sentirnos vivos”,apunta el director, que añade: “Hemos creado cosas maravillosas y esmaravilloso vivir, con todas sus virtudes y miserias, pero debemos luchar encontra de aquello que tiende a deshumanizarnos; debemos buscar nuestro espacioy reducto de libertad”, sostiene.

Tras varios meses de rodaje, el equipo ha iniciado unacampaña de crowdfunding, que se encuentra en sus últimos días. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!