Europa en los últimos años ha visto como ha cambiado su situación político económica de manera radical, tanto que no sabemos si se trata de política económica o economía política.

Lo que queda claro es que hay un sinfín de intereses localizados, geolocalizados y profundamente globalizados.

Hemos visto como a lo largo de la historia hemos pasado del patrón oro, de coeficientes de caja respaldados a el papel moneda o dinero electrónico.

Hemos creado una "economía globalizada" con el máximo exponente de una unión fiscal ( inexistente) totalmente injusta, basada en el te doy para luego recibir el doble, de esa forma es imposible que los estados crezcan con dinero inexistente y viendo mermadas sus capacidades productivas, y por ende la toma de decisión dentro de los propios países, véase el caso de Grecia y el chantaje diario que sufren sus ciudadanos, mal gobernados por unos activistas que poco nada tienen y pueden hacer en este juego en el que domina un Banco Central inflacionista y basado en una especie de cadenas de oro de las cuáles es difícil escapar, o acaso no sabía y saben sus dirigentes que el coeficiente de caja de Grecia (por ejemplo) no es digno de sobrevivir una semana sin apoyo exterior o lo que es lo mismo sin aceptar sus normas, dentro del Euro y sin tener que crear una moneda abocada a la devaluación interna de un país entero.

Acaso no juegan con la dignidad de un país en base a un chantaje político emocional.

Pues "Game Over" Grecia está quebrada, rescatarla es retrasar la mayor, desde luego será culpa de sus dirigentes, por no haber obrado con mayor diligencia, pero el Euro ha fracasado, no da pie a el ahorro y esta más que visto que es una moneda especulativa que no se basa en ningún bien físico sino en intereses y futuras promesas (bonos) de los países y empresas.

Es común ver a los ciudadanos de los países se acercan a financiarse (ante la incapacidad de los bancos) a las tiendas de compraventa de oro más cercana por el simple hecho de atrapar unos euros ¡Si el oro tiene más valor residual que el dinero fiduciario!

Pero la explicación la tienen los gobernantes a los que les interesaba tener el control y la soberanía monetaria, dando valor a sus emisiones de billetes que a un bien aceptado desde hace siglos como medio de intercambio, no reivindicó el patrón oro, pero desde luego este doble juego de moralidad económica de los estados es lo que nos está llevando a este tipo de crisis ficticias en la que muchos países intentan financiarse a costa de los contribuyentes heridos de los países vecinos, acaso es una Europa Solidaria?

¡No! Es una Europa clientelista, no basa su poder en la producción ni se aprovecha de los beneficios reales de la unión, intereses políticos que "malforman " fronteras económicas y se reparten la gallina de los huevos de oro.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!