Extremadura es uno de los últimos feudos en nuestro país de especies tan bellas y emblemáticas de nuestra fauna como el buitre negro (Aegypius monachus), el águila imperial ibérica (Aquila heliaca adalberti) o el lince ibérico (Lynx pardina)

Estas especies, tras décadas de un enorme esfuerzo de protección, parecen presentar una ligera recuperación de sus poblaciones en esta región y a nivel nacional que puede verse comprometida, según esta organización ecologista, si el nuevo ejecutivo no revisa las últimas medidas tomadas por el gobierno saliente de Jose Antonio Monago respecto a la modificación de los planes de recuperación de aves rapaces.

En concreto, SEO/Birdlife se refiere a las medidas adoptadas el 5 de junio que contemplaba una reducción en el período crítico de protección, que está marcado por etapas cruciales para las especies como son las de reproducción y cría, de un máximo de treinta días, período insuficiente para la organización y que actúa en contra de las recomendaciones del Ministerio de Medio Ambiente. La excusa utilizada por el ejecutivo "popular" fue que podían relajarse estos plazos de protección pues las rapaces "están recuperándose", lo que como ya hemos citado al principio del texto es real, pero que para la organización ecologista es insuficiente y aún estas especies se hallan en una situación vulnerable.

Una reducción de plazos al servicio de intereses cinegéticos

Esta reducción de plazos, siempre según la opinión de SEO/Birdlife, favorecería la presión cinegética sobre especies como el buitre negro, el águila imperial ibérica o el águila perdicera (Aquila fasciata) y el expolio de nidos para la captura de pollos por los amantes de la cetrería o simplemente para erradicar unas especies que aún son calificados por un sector de la población como "alimañas"

Por estos motivos los ecologistas solicitarán al próximo gobierno de la comunidad autónoma de Extremadura, que comenzó a constituirse el pasado 23 de junio y que concluirá el próximo 1 de julio con el más que probable nombramiento del socialista Fernández Vara como su presidente, a que revisen esas modificaciones y vuelvan a establecer los plazos necesarios que no dañen el futuro de las aves rapaces en la región y piden un compromiso que favorezca una protección integral de los espacios naturales extremeños, tales como puede ser el Parque Nacional de Monfragüe, la joya de la corona regional en cuanto a espacios protegidos se refiere y uno de los últimos lugares donde podemos observar un ecosistema de bosque y matorral mediterráneo bien conservado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!