Más de la mitad de las familias griegas recibe una pensión que se ha convertido en la principal fuente de ingresos del hogar.

Mucho se ha hablado de los "intocables" del gobierno de Tsipras, es decir, los dos millones y medio de personas que tienen asignada una pensión. Cerca de la mitad de éstas no superan los 665 € mensuales. Solo un 14 % de esa población, ahora inactiva, percibe 1.050 € al mes. La gran mayoría ha sufrido, desde que comenzara la Crisis, la reducción de un tercio de sus haberes.

El coste de vida no difiere mucho al de España. Un piso en alquiler cuesta unos 400 € promedio, el recibo bimestral de la luz oscila los 120 €, mientras que el agua unos 20 € mensuales.

Tomar un café ronda los 2,5 €, pero el medio litro de cerveza cerca de 5 €.

El país heleno destina un 20% de su presupuesto a las pensiones. Contempla en su legislación que a partir de los 52 años, algunas profesiones pueden solicitar la jubilación anticipada. Lo conflictivo o cuestionable de esta medida radica en la calificación que se les ha otorgado a ciertas ocupaciones que pueden optar a dicha jubilación. En Grecia son considerados trabajos de riesgo los cantantes, los cámaras de televisión o los peluqueros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!