Mariano Rajoy ha mostrado su idea acerca de los numerosos pactos políticos que se están sucediendo en toda España con motivos de uniones de extrema izquierda. El presidente del Gobierno ha afirmado que se tratan de procesos antidemocráticos, pues no hay lugar a un conglomerado de cuatro o cinco fuerzas de extrema izquierda en un mismo gobierno, y menos cuando el proyecto se quiere trasladar a Europa.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha recibido la primera bala de Rajoy, ya que éste ha legitimado esos pactos y no ha hecho nada por impedirlos. Además el PP ha quedado marginado de futuras negociaciones tras los resultados del 24-M, donde el PP obtuvo 43 diputados y el PSOE 42.

Mariano Rajoy tacha de arriesgado el hecho del pactismo, pues supone una inestabilidad política sin precedentes, donde los ayuntamientos y comunidades se verán fuertemente ligadas a la izquierda radical. Todo esto entorpecería la recuperación y la estabilidad.

Estos últimos sucesos de pactismo son incoherentes, afirma el presidente del Gobierno, pues la exclusión del PSOE de la propia centralidad ha hecho que el partido socialista se haya vuelto más jerárquico y sectario. Incluso, Rajoy ha aprovechado para atacar al partido de Susana Díaz en Andalucía mostrando su malestar por la actitud de los socialistas en la comunidad. Mantiene que Susana Díaz plasma, cada vez con más frecuencia, su incoherencia de actos, pues mantiene conversaciones con el PP para tener un apoyo en su investidura.

Rajoy habla de los pactos entre cuatro o cinco partidos como un peligro a tener en cuenta, una bomba de relojería que pronto se volverá en contra de los que la conforman hasta explotarles en plena cara. Para el presidente esta concepción de la política es algo sin fundamento que no termina de funcionar.

El presidente del Gobierno se basa en que si el plan de estos pactos es aislar al PP, no lo están haciendo muy bien pues el partido popular ha salido en muchos lugares como la fuerza política más votada.

En definitiva, el presidente del gobierno habla sobre las coaliciones de extrema izquierda para poder hacerse más fuertes de cara a marginar al PP, pronto me huelo que el bipartidismo en este país no será entonces PP y PSOE, sino que será PP y el resto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!