Las redes sociales están que arden gracias a la acción que ha desarrollado Greenpeace España con motivo del #DiaMundialdelMedioAmbiente. Los activistas han forrado la fachada principal del edificio con 200 metros cuadrados de lonas amarillas y negras con el mensaje: "Se vende por cese de actividad".

Denuncian principalmente el declive de las políticas medioambientales que se están llevando a cabo desde el MAGRAMA - Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente - poniéndose a merced de los intereses de grandes empresas con consecuencias contaminantes para nuestro país.

Julio Barea, portavoz de Greenpeace España, asegura: "El Ministerio de Medio Ambiente se ha vaciado de contenido y se ha convertido en 'Ministerio florero' que se dedica a tramitar los deseos del Ministerio de Industria y de las grandes multinacionales".

Uno de los temas más candentes es el de las prospecciones petrolíferas en el mar autorizadas a Repsol no muy lejos de las Islas Canarias. Recordemos que dos activistas resultaron heridos en una colisión con la armada española con el fin de interceptarlas, cuando tres lanchas de Greenpeace se dirigían al buque perforador de Repsol, el "Rowan Renaissance", para realizar una protesta pacífica contra las prospecciones que pondrían en peligro las aguas y la economía de Canarias.

Pero este no es el único tema sensible, tanto la Ley de Parques Nacionales, la ley de Montes y la controvertida Ley de Costas han sido reformadas con un fin especulativo, inflando aún más la burbuja inmobiliaria que explotó a comienzos de la crisis. Según el grupo ecologista, en España se llevan años tomando medidas inadecuadas y los pocos proyectos interesantes como el desarrollo de energías renovables o de modelos sostenibles como la pesca artesanal, se han visto frenados por los recortes de la crisis que está mermando las instituciones públicas y con ellas los derechos sociales de los españoles.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, Greenpeace ha decidido poner en el punto de mira a los responsables de estas políticas anti ecológicas que están mirando para otro lado, y no están haciendo su trabajo, que es el de velar por la calidad medioambiental de nuestro territorio. "Es el momento de cambiar de rumbo y otorgar al medio ambiente el valor que le corresponde, ya que todo lo que se invierta en él tiene repercusiones positivas en la ciudadanía y el planeta", ha concluido Barea.

El medio ambiente, una víctima más de la crisis

Hace un par de días hemos podido conocer un informe sobre la situación medioambiental realizado por Greenpeace (Radiografía Social del Medio Ambiente en España) que recorre las Comunidades Autónomas, mediante el cual realizan una radiografía social del medio ambiente en España. El trabajo se ha elaborado a partir de los impactos de la gestión del territorio, la producción de energía, y el cambio climático, así como otros indicadores de estudio como la calidad del aire, las costas, la pesca, la agricultura y la gestión de residuos. Además de identificar los problemas, se destacan iniciativas y se analizan las consecuencias sociales para quienes vivimos en España.

El informe está disponible en la web de Greenpeace España, se recomienda su lectura y difusión, ya que velar por la protección del medio ambiente es responsabilidad de todos. 

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!