Miles de ciudadanos griegos salieron a la plaza Syntagma en apoyo a su Gobierno, una vez que la Unión Europea y el ejecutivo de Tsipras (Syriza) han dado por rotas las negociaciones.

Los griegos están llamados a las urnas el próximo domingo 5 de julio a votar por la aceptación de las medidas de ajuste, lo que significaría que continuarán los sucesivos recortes de gasto público y subidas de impuestos exigidos por Europa y los organismos supranacionales como el FMI, con objeto de poder saldar la descomunal deuda del país heleno, que casi ha alcanzado un 200% del PIB del país.

De ganar el "no" a las medidas de austeridad, se abre un complejo escenario donde nadie se atreve a aventurar qué podría ocurrir. Pese a que Grecia no incurriría el riesgo de caer en default, según se puede inferir de las declaraciones de diversos expertos en los medios de comunicación, las negociaciones con el gobierno heleno adquirían un nuevo cariz al contar Tsipras con el respaldo de la población griega.

Tsipras ya ha anunciado su intención de convocar elecciones si gana el "sí" a las medidas de austeridad. El presidente griego ha pedido el voto por el "no" a sus electores, concentrados en la principal plaza de Atenas, lo que podría acarrear, según puede inferirse de las declaraciones realizadas por el Eurogrupo, la salida de Grecia de la moneda única.

Los griegos han salido a la calle con pancartas en las que se muestra su oposición a las políticas económicas dictadas por la troika, unas políticas que han causado una regresión social incuestionable en Grecia.

A los problemas económicos se une una descomunal deuda pública, las cifras de desempleo más elevadas de Europa (25% general, 49% en el desempleo juvenil, según Datosmacro), problemas en los servicios públicos y problemas medioambientales derivados del uso de combustibles fósiles (leña) ante la imposibilidad de hacer frente a las facturas de suministros. El país heleno ha afrontado un proceso de empobrecimiento generalizado de la población que aparece reflejado en las cifras de su PIB per cápita: de 21.600 euros en el año 2008 a 16.300 euros en el año 2014.

A día de hoy, los bancos y la bolsa continúan cerrados en Grecia, y por mandato gubernamental, las retiradas de dinero de las entidades financieras se limitan a un máximo de 60 euros al día.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más