Hoy se ha roto una relación de muchos años. ¡No! No es la de Mario Vargas Llosa con Patricia Llosa. Esa ya se rompió hace ya un par de semanas cuando Isabel no dejó que los rumores de ser la otra, enturbiaran su nueva historia de amor.

La de hoy es una ruptura mucho más importante, pues después de treinta y siete años, Convergencia Democràtica y Unió Democràtica, se han "separado". Aún el "divorcio" no es formal ya que a nivel de federación, se apoyarán por el bien de los ayuntamientos y demás cuestiones políticas.

Tampoco el presidente Artur Mas se queda sin su apoyo a nivel parlamentario. Pero sí, ponen más distancia de por medio entre unos y otros.

¿Cuáles son los motivos que han llevado a esta "pareja" a la separación? Sin lugar a dudas, la presión por parte de Convergencia un ultimátum a nivel político tras los resultados del 9N. Unió, que no se ha mostrado en contra de la decisión que salió en la consulta no vinculante, cuenta con algunos afiliados que forman parte de otra visión de la situación. Unió no ha querido obligar a sus compañeros de partido, a decidir entre algo impuesto por que sí, porque lo dicen los otros, o ideales políticos del partido, y es por este motivo, que… "Se les ha roto el amor de tanto usarlo".

En una reunión que ha empezado a las dos de la tarde para debatir el ultimátum dado por Convergencia para decidir sobre si se unía a la hoja de ruta que apoya el acuerdo que habían llegado estos con ERC y las entidades soberanistas a favor de la independencia, se ha llegado tras la votación a esta decisión.

Después en rueda de prensa, Espadaler ha comunicado la decisión tomada por su partido con una expectación considerable. 'Unió abandona formalmente el gobierno de la Generalitat por coherencia con lo que expresó la mayoría de nuestra militancia y como respuesta a lo que todos hemos convenido en llamar un ultimátum' ha declarado el representante de Unió que lamenta profundamente que no hayan llegado a un acuerdo ya que la decisión, por lo que parece, ya estaba tomada al poner a sus "socios democráticos" entre la espada y la pared.

Espadaler también ha dejado bien claro, que esta decisión no conlleva una ruptura de la federación entre ambas formaciones.

En referencia a los pasos a seguir por Unió para las próximas elecciones del 27S, el hasta ahora Conseller del Govern, no ha querido puntualizar nada. Lo que tienen muy claro tanto él como sus compañeros de partido, es que ni los gobiernos municipales, ni las leyes que se tengan que aprobar por el Govern, recibirán la oposición de ellos que siguen estando del lado del Presidente de la Generalitat Artur Mas hasta el fin de su candidatura.

Es una pena que tantos años de cordialidad entre unos y otros, haya llegado el final por intentar estar a bien con "todos" sin pensar lo vivido hasta la fecha, de lo que se han soportado unos y otros. Como siempre, "los chantajes" forzados en una "relación" como solución a un momento de nuevo cordial o adecuado, siempre tienen que ser rechazados con coherencia, porque uno tiene que hacerse valer, sobretodo cuando está claro que otros nuevos "ojos" han hecho nublar la cordialidad, el cariño y el "amor" que hasta ahora se compartía entre ambos, pese a las diferencias.

Esto no es un fin, o no de momento.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más