El 24-M ha sido el comienzo del cambio político en España. Tras una campaña electoral en la que todos los políticos han sacado su artillería pesada, viendo el revuelo que se avecinaba, finalmente, y con la totalidad de los votos escrutados, se puede confirmar el principio de un cambio de dirección, la ruptura definitiva de un bipartidismo eterno y la división de fuerzas como la estrategia clave para conseguir la victoria.

A pesar de que el PP ha sido el partido más votado, en la mayoría de comunidades en las que ayer domingo se celebraban Elecciones, no consiguieron la mayoría absoluta para poder gobernar. Según las estadísticas, los populares habrían perdido 11 puntos respecto al 2011, lo que se traduce en 2.5 millones de votos, con lo que se les escurre de las manos el poder en Valencia, Cantabria, Aragón, Castilla-La Mancha, Salamanca y Baleares, si pactan los partidos de izquierdas.

El PSOE, aunque también ha perdido apoyos directos a su partido, consiguió salir vencedor en Extremadura y Asturias, y si pacta con Podemos podrá gobernar en seis comunidades más. Y es que la palabra 'pacto' es la clave en estas elecciones, en las que la mayoría absoluta ha brillado por su ausencia. Todos tendrán que unir sus fuerzas con otro partido si pretenden gobernar.

La división de la izquierda ha sido la fórmula mágica para derrotar a una derecha que hace sólo cuatro años parecía imbatible.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Podemos ha irrumpido provocando un terremoto político que ya se veía venir, encontrando su hueco al lado de los grandes y perfilándose como punto de inflexión para poder formar gobierno.

Madrid dividida

Aunque el PP consigue mantenerse a la cabeza en la Comunidad de Madrid, con Cristina Cifuentes, sólo podrá gobernar si pacta con Ciudadanos, aunque el resultado podría haberse augurado mucho peor para los populares.

Sin embargo, y aunque la presidencia de la comunidad pueda ser de derechas, no lo será así la alcaldía que deja fuera de juego a una Esperanza Aguirre, que parecía invencible, para dejarle paso al cambio de Ahora Madrid, coalición liderada por Manuela Carmena. Por primera vez en 24 años, la izquierda tomaría el relevo en el Ayuntamiento de la capital. También en Barcelona, Ada Colau, arrebata la victoria a CiU con su Barcelona en Comú, marca también de Podemos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más