El gobierno griego ha intentado lo imposible: desafiar a la Troika y al gobierno alemán de Angela Merkel, tanto que ahora, el recién electo Syriza se prepara para una posible salida del Eurogrupo. Las negociaciones entre Alemania y Grecia han sido intensas y poco fructíferas para el país heleno y el FMI ha llegado a amenazar explícitamente al gobierno de Alexis Txipras con cortar la liquidez para forzar un nuevo rescate.

Según el Daily Telegraph, Syriza está trabajando en un plan alternativo que se llevará a cabo si, finalmente, las negociaciones que está llevando a cabo el ministro griego, Yanis Varoufakis, terminan fracasando. Estas medidas provisionales incluirían una nacionalización de la banca y el regreso a la antigua moneda griega, el dracma.

Syriza tiene un marcado carácter izquierdista y social, por lo que intentará, por todos los medios no fallar a su ciudadanía y así lo ha hecho saber.

En el caso de tener que elegir entre el pago de la deuda y el pueblo griego, no tienen dudas, por lo que no abandonarán el programa de medidas que la ciudadanía griega votó aunque eso suponga salir de Europa y afrontar una dura crisis económica, peor aún que la actual.

La soberanía griega es una prioridad para Syriza, y aunque han tenido que negociar duramente en Europa, incluso planteando medidas contrarias a su naturaleza y propuestas de recortes menos severas, el FMI no ha dado su brazo a torcer.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Parece como si de este castigo ejemplarizante a la democracia griega, dependiera el futuro de la Unión Europea. No vaya a ser que, a otros países, se les ocurriera exigir lo mismo que demandan los griegos: que se escuche su voz por encima de los omnipotentes mercados. Al fin y al cabo, los griegos no han hecho otra cosa que ejercer su derecho al voto y no merecen ser castigados por ello, porque entonces, ¿de qué sirve la democracia si al final gobiernan los mercados?

A cinco días de que acabe el plazo para el pago de la deuda griega, Syriza juega su última carta y amenaza con retirarse del euro. Aunque en realidad, el gobierno de Alexis Txipras es muy consciente de las consecuencias que esto puede tener, tanto para la economía griega como para la de toda la Unión y esperan que la Troika reconsidere el acuerdo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más