Los medios de comunicación en general lo han silenciado (con alguna excepción como Sur.es), pero se trata de un asunto de gravedad pues pone en cuestión desde su raíz la legitimidad de los gobernantes españoles.

Tras las últimas Elecciones municipales y autonómicas en Andalucía, Vox, uno de los partidos políticos concurrentes, es sabido y se ha publicado que solicitó a la Junta Electoral Central el recuento de los votos en la provincia de Sevilla. Sospechaban que el sistema de escrutinio no era todo lo fiable que cabría desear y estaban en lo cierto.

Después de proceder a la repetición manual del escrutinio por parte de funcionarios de de la Junta Electoral Provincial de Sevilla, han quedado al descubierto un total de 116 irregularidades reconocidas.

Estas irregularidades afectan prácticamente a todos los partidos, aunque la Junta Electoral no explica cuáles son ni a qué son debidas. El recuento descubre diferencias en los votos recibidos: el PSOE-A pierde 206 y el PP 528, mientras que Podemos sube 245, Ciudadanos 144 y Vox 358. Todos los datos del recuento han sido publicados y pueden consultarse en la página web de Vox España.

Pero sin duda, lo más llamativo es la desaparición de un total de nada menos que 4656 votantes. Teniendo en cuenta que este dato es solo de Sevilla, si se hubiera cometido el mismo error en las ocho provincias podrían haber desaparecido alrededor de 30.000 votos, lo que sí podría ser un dato de cierta entidad.

"Las investigaciones son muy graves y lanzan una sombra de sospecha sobre los resultados de muchas elecciones.

Solo queremos una democracia que funcione", ha manifestado Santiago Abascal, el presidente de Vox. En las últimas elecciones europeas su partido se quedó a solo 2000 votos de conseguir representación, lo que pone de manifiesto la importancia de estos errores.

Más allá de los resultados partidistas, estos datos cuestionan la fiabilidad de los sistemas de escrutinio en los procesos electorales de nuestro país.

Da la impresión de que solo interesa quien gana unas elecciones y no que estas reflejen fielmente las distintas opciones políticas elegidas por todos los votantes.

La Junta Electoral Central debería explicar la misteriosa desaparición de votantes que ha descubierto este recuento. De no hacerlo, los próximos procesos electorales estarán en entredicho.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!