A lolargo de la mañana se han sucedido las noticias. La policía practicaba un totalde diecisiete registros, seis deellos en Centros Sociales OcupadosAutogestionados (CSOA). Sin embargo el único medio que parece haberse dadocuenta del número de detenidos ha sido "eldiario.es"; veintisiete personas segúnasegura el comunicado que el Ministeriodel Interior ha colgado en su propia página web, en la sección de prensa.

Elmalentendido bien puede venir de que los datos se ofrecen por separado. Trece de los arrestados lo han sido por“pertenecer a una organización criminal con fines terroristas” y los delitos de“sabotaje” y “colocación de artefactos explosivos e incendiarios”.

Las otras catorce personas han sido detenidas porresistirse a la autoridad en los momentos de registro de los CSOA y/oviviendas.

Lostrece anarquistas detenidos están acusados de pertenecer a los denominados Grupos Anarquistas Coordinados. Nuevede ellos han sido detenidos en Madrid, dos en Palencia y otros dos enBarcelona. Durante los registros se ha incautado material para fabricarexplosivos como bombonas de "camping gas" además de pequeñas cantidades de droga,balanzas electrónicas de precisión y algo de dinero en efectivo.

Losregistros y sus consiguientes detenciones han sido efectuados por agentes de laComisaría de Información de la PolicíaNacional, en colaboración con las brigadas de Madrid, Palencia, Barcelona yGranada.

La operación ha tenido lugar sobre las 6 de esta mañana. Fuentespoliciales citadas por Europa Press aseguran que entre los detenidos en Madridse encuentran algunos de los posibles cabecillas de la organización además dealguno de los presuntamente autores del frustrado ataque de hace dos años a lacatedral de la Almudena en el que se colocó un artefacto explosivo en uno delos confesionarios que nunca llegó a explotar.

AlGrupo de Anarquistas Coordinados también se le atribuyen daños causados por unartefacto explosivo en la basílica del Pilar de Zaragoza y el envío deconsoladores explosivos al arzobispo de Pamplona y al director del Colegio delos Legionarios de Cristo, una escuela privada de Madrid. Este último artefactodetonó en una oficina de correos.

También se les acusa de provocar daños a 113cajeros.

Elpasado mes de enero el juez de la Audiencia Nacional, Javier GómezBermúdez ordenó la puesta en libertad de siete personas que fueron vinculadastambién al Grupo de Anarquistas Coordinados y acusados de varios delitos. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!