La noche ha tenido un claro vencedor en Andalucía, el PSOE de la mano de Susana Díaz ha conseguido mantener los 47 escaños sacados en 2012, sacándole una ventaja de 14 puntos al PP, que ha obtenido 33 escaños, 17 menos que en las Elecciones pasadas.

Las dos nuevas fuerzas políticas son, por un lado Podemos, que se convierte en la tercera fuerza política en Andalucía con un total de 15 escaños, algo menos de un 15% del total de los votos, y por otro lado Ciudadanos, que se convierte en la cuarta fuerza, la gran sorpresa de esta noche, que ha obtenido 9 escaños, lo que correspondería a un 9.28% aproximadamente.

IU pierde 7 escaños y se queda con 5, en el límite para poder formar grupo parlamentario propio, pues con uno menos no habría sido posible.

Sin embargo, a pesar de los reultados de Susana Díaz, no es suficiente para gobernar con mayoría absoluta, pues es necesario llegar a un mínimo de 55 escaños para ello, por lo que tendrá o bien que pactar con algún partido o bien gobernar en solitario en minoría y llegar a pactos en cuanto a reformas, leyes y decisiones se refiera de forma puntual con los partidos.

Díaz ha declarado en más de una ocasión que no hará pacto de Gobierno ni con el Partido Popular ni con Podemos, por lo que la única fuerza restante que le daría más de 55 escaños es Ciudadanos. Sin embargo Albert Rivera, en una entrevista concedida a La Sexta Noticias tras conocerse los resultados electorales, ha declarado que no pactará para hacer gobierno con el PSOE, pues no cree justo que un partido que no gane las elecciones gobierne.

A pesar de la gran victoria del Partido Socialista, el único que no se ha visto afectado con la emergencia de los nuevos partidos, la división de la izquierda queda reflejada en la composición del parlamento andaluz.

Aunque no hay que olvidar los resultados obtenidos por el Partido Popular, clarísimo perdedor de estas elecciones, no solo ha bajado 17 escaños quedándose con 33, sino que el mapa de voto andaluz ha pasado de tener la mayor parte de las provincias en azul, por los votos hacia el PP, sino que el partido de Mariano Rajoy ha perdido todas las provincias excepto Almería, el resto han votado por mayoría al PSOE.

Habrá que esperar a las municipales para ver si el PP conservará los ayuntamientos andaluces o también los perderá.

Las reflexiones de Podemos ante este resultado es la evidencia de que cada vez que se abren las urnas crecen en votos, pero no mencionan que el resultado obtenido ha sido inferior al que pensaban que tendrían, pues esperaban sacar más escaños. A pesar de todo la gran sorpresa ha sido el partido de Albert Rivera, Ciudadanos en cuestión de unos meses ha conseguido 9 escaños.

Lo que queda evidente es que habrá que esperar a las elecciones generales para comprobar si los resultados andaluces son, o no, extrapolables al resto del país o, por lo contrario, Andalucía es una excepción pues es un "microclima político" dentro de España junto con Cataluña.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más