Las Elecciones Andaluzas de este año 2015 han sido, probablemente las más seguidas a nivel nacional de su historia. El domingo llegaba a su fin con una clara victoria del partido socialista, y con Susana Díaz a la cabeza.

Al parecer, las encuestas estaban equivocadas pues auguraban un panorama algo distinto. Aunque el PSOE se queda a 8 escaños de la mayoría absoluta, gana por un amplio margen al derrotado de estas elecciones que es claramente el Partido Popular.

Su candidato, Juanma Moreno, consiguió solamente 33 escaños frente a los 50 que obtuvo en las últimas elecciones andaluzas. La derrota no ha sido de su candidato, sino del partido y de sus políticas a nivel nacional, algo que los andaluces han castigado claramente en las urnas.

Otra de las sorpresas de la noche fueron los 15 escaños de la candidata de Podemos, Teresa Rodríguez. Aunque es claramente una victoria para un partido que ha surgido de la nada, las expectativas eran bastante mayores, lo que ha provocado cierto desencanto entre sus seguidores.

Las encuestas vaticinaban que Podemos obtendría entre 19 y 22 escaños, pero alrededor de la mitad del escrutinio, los datos se estancaron en un eterno número 15. Ciudadanos fue también otra sorpresa que consiguió 9 parlamentarios, y superó en escaños a Izquierda Unida que pasaba de 12 a 5. Es obvio que el partido de Albert Rivera está acuñando el desencanto del voto de derecha del Partido Popular.

Aunque desde el minuto uno del escrutinio se especuló acerca de un posible gobierno de pactos, al parecer todos los partidos descartan un posible acuerdo y Susana Díaz, la ganadora de la noche, ha declarado esta mañana en una entrevista para Cadena Ser, que piensa "formar un gobierno en solitario" pues "ahora tiene la estabilidad que antes no tenía".

Las mayorías absolutas han demostrado generar muy malos resultados de gobierno, por lo que en este caso, quizá la nueva pluralidad del parlamento sea algo positivo para los andaluces.

Resulta curioso sin embargo, lo barata que sale la corrupción en las urnas, pues el PSOE en Andalucía, tras 35 años y un día de gobierno arrastra tras de sí el escándalo de los ERES y varios imputados por corrupción.

Solo esperemos, que los andaluces no se arrepientan de su decisión de otorgar luz verde a la aplicación de las mismas políticas de austeridad que generan cada vez más paro y precariedad, especialmente en tierras andaluzas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más